20 de noviembre de 2014

Precio desproporcionado de los discos para Pono: 32,29 por lo nuevo de Neil Young

A Neil Young le pareció indignante que el mundo de la música digital tuviera unos estándares de calidad de sonido, desde su visión, muy bajos. "La forma en la que lo digital está siendo utilizado no es suficiente para transmitir profundidad en el arte", manifestó. Por eso patentó su propio formato y creó Pono, un reproductor con forma de Toblerone de 128 gigas que está a punto de lanzar su propia tienda para comprar discos en alta calidad. La compañía que puso en marcha el proyecto arrancó a través de una campaña de crowdfunding que fue todo un éxito, superando su objetivo financiero y despachando en preventa una buena cantidad de dispositivos. Pero lo que parecía una carrera triunfal en el mundo de los negocios tecnológicos parece que va a acabar en un dislate, teniendo en cuenta el precio al que se está vendiendo el primer álbum que está disponible en su formato (192 khz/ 24-bit FLAC).



No es otro que su nuevo trabajo, "Storytone", que se puede comprar en la web de su discográfica por 32,29 dólares. Es cierto que se trata de un disco doble, pero es un precio totalmente desmedido si comparamos por cuanto lo podemos conseguir en otras ediciones. Por ejemplo, el doble cd se vende en Amazon España por 19,99 euros, aunque me consta que hay tiendas donde se puede encontrar por menos dinero. En iTunes, la misma edición está por 14,99 dólares. Otra alternativa es desembolsar 70 dólares por la versión en vinilo, un formato al que los exigentes oídos de Young también han dado el visto bueno. El veterano rockero podrá decir que Pono es el mejor invento del mundo e intentar convencer a los que le han llevado la contraria, pero pagar por un disco el doble de lo que cuesta en mp3 me parece un flaco favor a la música y a la relación que los artistas establecen con sus seguidores. Tiene pinta que esta aventura va a engordar la enorme lista de contradicciones del canadiense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario