17 de octubre de 2014

Los caminos divergentes de Soundcloud y Bandcamp

Hubo un momento en el que podían considerarse como dos alternativas diferentes para el mismo fin: ofrecer streaming de canciones de una forma sencilla y acortar los caminos que separaban al artista de sus seguidores. Pero con el tiempo los dos servicios se han ido alejando hasta colocarse en puntos muy alejados el uno del otro. Casi enfrentados.


Por un lado, Bandcamp se consolida todavía más como herramienta para artistas que controlan su carrera y quieren ofrecer en un mismo lugar música en escucha y vender merchandising. Además con la ventaja de que la comisión está por debajo de lo que suele ser habitual en estas plataformas. Lo último de la empresa americana es permitir a sus usuarios PRO subir a los perfiles vídeos en HD, que se pueden compartir y embeber. Cierran el círculo. Además, está trabajando para que los grupos puedan vender suscripciones a su material.

Mientras, Soundcloud está empantanada en su travesía para convertirse en un servicio para descubrir y escuchar música a nivel masivo, olvidando a los usuarios y pensando en competir con Spotify. Se ha filtrado que sus negociaciones con las tres grandes discográficas han fracasado. Todo ello después de plegarse ante Universal, a la que dieron autoridad para bloquear directamente a los usuarios que violaban la propiedad intelectual.


Esta situación es un freno importante a otros proyectos, como el de integrar publicidad en su plataforma y pagar a cierta élite de artistas por las reproducciones de su música. Precisamente dos asuntos que enfurecieron a muchos de sus usuarios por discriminatorios e invasivos. Muchos ya hablan de mudarse a otros servicios. Hace unos días comentábamos las que por ahora son las dos alternativas más serias: Thefuture.fm y Hearthis.at.

No hay comentarios:

Publicar un comentario