5 de julio de 2014

NANANÁ #33: Xeno & Oaklander, sintetizadores analógicos y más luz

Desde Nueva York, Xeno & Oaklander gritan a los cuatro vientos su amor por el sonido analógico. Son un dúo compuesto por la fotógrafa francesa Liz Wendelbo y el estadounidense Sean McBride, un apasionado de los sintetizadores modulares que descubrió su capacidad en un lugar tan pintoresco como el aula de música electrónica de su instituto.


Siempre han tenido carácter, una idea muy perfilada de cómo querían sonar y pasajes rutilantes. Pero sus tres primeros discos eran un tanto indigestos. Además, la estética rugosa y oscura de sus canciones terminaba pareciendo algo tramposo. Con esa filosofía se convirtieron en un proyecto que difícilmente podía interesar a alguien que no fuera un militante de la electrónica minimalista y gélida de los 80.


Pero la inercia se rompe con “Par Avion”, trabajo donde su música resulta más espaciosa, evocadora y luminosa. Sin hacer el quiebro habitual de ponerse en manos de un productor, sin salir de su refugio de Brooklyn, parecen otro grupo. Probablemente tenga algo de culpa Ghostly International, discográfica de Matthew Dear o School Of The Seven Bells, que edita este nuevo disco.



"Par Avion" a la venta en la web de Ghostly 

No hay comentarios:

Publicar un comentario