28 de abril de 2014

Cables #9: el disco récord de Jack White, apps para festivales y la neurociencia explica la diferencia en oír y escuchar

-Jack White ha grabado y fabricado un disco en menos de cuatro horas. Lo curioso es que utilizó una cabina de los años 40 que se colocaba en lugares públicos, el Voice-O-Graph.

-En junio, Apple presentará la nueva versión de su software para dispositivos móviles. Entre las cosas que se rumorea que llegarán con él está su iTunes Radio instalado por defecto. Se trataría de otra de sus estrategias para no perder terreno en el negocio de la música tras la caída de ventas de iTunes.

-14 programas para hacer música sin los que nada sería tal como es ahora. Del Performer al Garage Band, pasando por el Auto-tune.

-Un festival de música es uno de los contextos en los que un teléfono móvil puede ser realmente útil por la cantidad de gente y la acumulación de estímulos. Aquí van una serie de apps que te pueden hacer la vida más fácil en él. Las hay para melómanos pero también para sufridos campistas.

-¿Necesitas explicarle a alguien qué ha pasado en los últimos veinte años en el mundo de la música y el negocio que hay detrás? Pásale este completísimo articulo que publica Pitchfork sobre el streaming, donde se detalla cómo ha transformado la radio musical, las dificultades que ha traído para los artistas y por qué Spotify sólo podría haber surgido en Suecia, entre otras cosas.

-El grupo que, aprovechando los recovecos de las condiciones legales de Spotify, lanzó un disco en el que no sonaba nada con el mero afán de generar royalties, finalmente ha tenido que quitarlo. La campaña publicitaria ha sido muy efectiva, no cabe duda.

-Un estudio científico vincula la menstruación con la evolución de la música. En el periodo de ovulación, las mujeres tienen más interés por la música, dicen sus autores.

-La diferencia entre oír y escuchar explicada por un experto en neurociencia: "Por qué escuchar es mucho más que oír".



23 de abril de 2014

Gralbum, ¿el disco conceptual del siglo XXI?

Sarth Calhoun es un teclista y productor que ha estado involucrado en varios proyectos recientes de Lou Reed. Pero sus intereses como profesional de la música no se quedan en el estudio de grabación, el local de ensayo o sobre el escenario. En los últimos meses ha estado metida de lleno en el desarrollo de una plataforma llamada Gralbum, con la que los músicos pueden empaquetar su trabajo para el mercado digital y colaborar con otros creadores del ámbito del diseño, la imagen, la literatura o la animación. Con ella, dice, se puede traer el concepto de disco conceptual al siglo XXI.


En declaraciones a The Verge, Calhoun define Gralbum como algo que coloca en un mismo lugar el videoclip, el diseño de luces o las animaciones de los conciertos y el arte y el libreto que acompaña a los discos físicos. Su primer lanzamiento ha sido "The Book Of Sarth", una historia con música creada por él mismo sobre un objeto que descubren unos niños. Pero ya hay disponibles un par de trabajos más: "O Pastor Animarum" de la rapera Bora Yoon, "Sketches" de Adam Matta y "This Tree" de la violonchelista Leah Coloff.

BOOK OF SARTH from Jacob McCoy on Vimeo.

Todo el material se publica a través de una aplicación gratuita para iPhone y iPad, donde algunas tienen una parte que es de acceso libre pero para tenerlo íntegro debes pagar. Hasta ahora lo más interesante del proyecto es que podría llegar a ser un formato estándar para los grupos que quieren hacer algo para tabletas, apostando por la escucha como una experiencia distinta a lo que hemos conocido hasta ahora y buscando nuevas fuentes de ingresos.

Web de Gralbum

22 de abril de 2014

El sonido como un valor que muestra el grado de salud de la Tierra

Hoy se celebra el Día de la Tierra, un evento con el que se pretende concienciar sobre los problemas medioambientales. Es probable que en lo último que pienses si hablamos de contaminación o superpoblación sea en el sonido, pero un científico estadounidense, Bryan Pijanowski, quiere llamar la atención sobre su importancia como un valor que también muestra el grado de salud de nuestro planeta.


Pijanowski, profesor de la Universidad de Purdue, capitanea un ambicioso proyecto que abarca una web y una aplicación móvil con la que invita a los poseedores de un smartphone, tanto con sistema operativo Android como iOS, a grabar durante el día de hoy los sonidos que te rodean. Después, deberán subirlos a GlobalSoundscapes.org y responder a un cuestionario.

El material puede ser algo muy interesante para comparar lugares, por ejemplo. Pero si la iniciativa continúa en los años venideros, también será un espectacular registro de cómo se ha ido modificando el paisaje sonoro del Planeta Tierra.

21 de abril de 2014

Cables #8: Spotify deja de usar P2P, la historia del Sampler o Shazam para Apple

-Fon, la empresa que ofrece acceso a Internet con una filosofía de comunidad, acaba de lanzar un router diseñado para escuchar y compartir música: trae una salida de audio y entre sus primeros colaboradores está Spotify. Lo ha bautizado como Gramofon y su punto fuerte es el precio: te puedes hacer con uno por la cuarta parte de lo que piden otras empresas por algo similar.

-Aunque tradicionalmente se asocia con la música electrónica o el hip hop, los samplers han agitado la creatividad de músicos que practican toda clase de géneros. Esta infografía, realizada por el equipo que ha hecho el documental "A Million Samples", resume la historia de esta herramienta.

-Spotify lleva años definiéndose como una alternativa a la piratería y se ha comentado en muchas ocasiones que utiliza tecnología "peer to peer", como algunos servicios donde se pueden encontrar discos de forma "ilegal". Pues bien, según cuenta TorrentFreak, la empresa sueca ya no necesita recurrir a ese sistema con el que ahorraba costes porque ya tiene suficientes servidores.

-Un ritmo muy sincopado quita las ganas de bailar a la gente. Sin embargo, algo con un leve sincopado es infeccioso y arrastra al público a moverse. Son algunas de las conclusiones de un estudio de la Universidad de Oxford y la de Aarhus sobre la relación entre los movimientos del cuerpo y la música.

-Apple integrará Shazam en su sistema operativo. Otro dato que revela la importancia que tienen las apps con software de reconocimiento de canciones. No solo tienen millones de usuarios sino que han terminado como algo que vendrá de serie en algunos teléfonos.

-A Pono, el reproductor de música que promueve Neil Young con algo que califica como sonido de alta calidad, le ha salido todo redondo. No solo ha esquivado las críticas negativas y ha conseguido su objetivo en Kickstarter, también se ha convertido en la tercera campaña que más ha recaudado en esta plataforma de crowdfunding en toda su historia.

-Frente al discurso moñas sobre el vinilo y la experiencia de escuchar música en este formato, el trabajo de este artista sonoro manipulando discos y platos es un buen antídoto. Pero es mucho más que una travesura, el resultado es hipnótico y poderoso.

7 de abril de 2014

Spawnsong, un kickstarter para canciones

A la mayoría de los artistas no les gusta enseñar sus progresos en el estudio, prefieren esperar a que una canción esté terminada antes de pedir opinión fuera de su círculo de colaboradores. De hecho, muchos no acaban de encontrar lo que están buscando. Sólo hay que ver la cantidad de discos que se retrasan porque el toque final es en realidad un "empezar otra vez desde el principio". Pero puede que las dificultades que sufren ahora para encontrar financiación para grabar, haga que se pierda ese celo en guardar el trabajo hasta que están satisfechos con el resultado. Por esa rendija se quiere colar una empresa que ya ha sido bautizada como el kickstarter de las canciones, Spawnsong.


Este servicio ofrece a los grupos la posibilidad de subir varias pistas de una grabación que está en desarrollo. El único límite es que los cortes no pueden superar los 42 segundos. Los usuarios de la plataforma pueden dejar opiniones e incluso comprarla por 1,23 dólares. La recibirán cuando esté terminada. Sobre el papel, su filosofía parece tener todo el sentido: un lugar para desatascar la imaginación del creador, ver qué acogida recibe algo, avivar la conexión con los seguidores y abrir la veda para captar alguna venta. Pero Spawnsong no deja de ser un híbrido de otros servicios, como SoundCloud y Bandcamp, en los que actualmente ya se puede hacer algo parecido, aunque no hayan sido diseñados específicamente para ello.

En realidad, una de las cosas por las que es interesante seguirle la pista es para ver si podría ser el acicate que convierta en una fórmula de trabajo común crear un disco de forma abierta, con público y grupo intercambiando opiniones y en comunicación periódica. El crowdfunding, que está en la base de esta idea, tenía algo de eso en algunas de sus primeras experiencias, como la del disco "Alles Wieder Offen" (2007) de Einstürzende Neubauten. En él, el iconoclasta grupo alemán abría a los fans que formaban parte de su proyecto Supporters la posibilidad de ver cómo trabajaban en el estudio vía webcam. Además, también mantenían chats con ellos para explicar y dialogar sobre su trabajo.

Web de Spawnsong.

Más información y declaraciones de su creador en este artículo.