6 de marzo de 2014

Soundcite, lo más importante que le ha sucedido al periodismo musical desde que nació Internet


Seguro que has oído alguna vez esa frase de Frank Zappa que resume perfectamente lo delicado (y absurdo) que puede ser a veces el trabajo del periodista musical: "Escribir sobre música es como bailar sobre arquitectura". Pero lo que Zappa nunca pensó es que un día iba a existir Internet que, aunque ha impuesto un marco en el que la gente ya no lee, paradójicamente ha hecho que el trabajo del plumilla que escribe sobre música sea más preciso gracias a herramientas maravillosas como Soundcite.

Se trata de un proyecto creado por Tyler Fisher en un máster de la Medill School Of Journalism que une a programadores y periodistas. Dyson quiso ser durante mucho tiempo periodista musical, por eso pensó algo para atajar las dificultades que solemos tener los críticos para hacernos entender. Su idea es un reproductor para pequeños fragmentos de audio que ya ha sido utilizado en grandes diarios de Estados Unidos. Lo que lo hace atractivo es que se integra sobre una parte del texto que se quiere ilustrar y no obliga a abandonar la lectura de la crónica, reseña o entrevista en la que está incrustado, como suele suceder con un video de YouTube o de cualquier otra plataforma.

Un ejemplo utilizando una reseña de Resident Advisor sobre un maxi de Joey Anderson:

"Fluttering synths and cascading keys combine to tough but eerily soothing effect".


Su utilidad puede llegar mucho más allá del mundo de la crítica musical: puede servir para ilustrar con audio cualquier otro tipo de trabajo periodístico. Pero lo que es innegable es que es algo que devuelve valor al texto frente al contenido en video y las notas esquemáticas y efectistas que se han impuesto en los medios. Una herramienta que ensancha el canal de comunicación que hay con los lectores y gratuita. El problema es que como está hecha con la API de Soundcloud -el material de audio tiene que haber sido subido previamente a esa plataforma- y tiene Flash por ahora no puede ser leída por los teléfonos móviles. También hay que ver qué tal se lleva con el código de la páginas web en la que se va a utilizar, como me recordaba Xurxo Martínez cuando se lo enseñé.

Más info sobre Soundcite en este artículo.

La web de Soundcite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario