7 de febrero de 2014

Vender música con el periódico pero cambiando el CD por el streaming

Como tantas otras cosas, los herramientas de márketing que surgen en el ámbito anglosajón acaban llegando irremediablemente a España. Lo hemos visto, por ejemplo, con la venta de discos acompañando a un periódico, que aquí parece ser todavía algo importante para las grandes discográficas, viendo que nombres como Gloria Estefan recurren a ello para empujar el lanzamiento de sus trabajos. Una técnica que, todo sea dicho, hace que se les caiga la careta cuando esas empresas se disfrazan de defensores de la cultura y reivindican su papel. Pero las nuevas formas de consumo de música que ha traído el streaming puede que terminen cambiando también eso.

Este domingo, dos negocios de información del grupo News UK, Times y Sunday Times, van a ofrecer a sus lectores una promoción con la que tendrán acceso Spotify si se dan de alta o renuevan su suscripción. La alianza hay que entenderla teniendo en cuenta la importancia que tiene la música en un país como Inglaterra pero también el contexto de crisis que vive la prensa. Con el valor del contenido desplomado, una de las últimas apuestas de los estrategas del sector es la de apostar con decisión por convertirse en clubes de venta.


Las probabilidades de que se reproduzca una campaña de ese tipo aquí a corto plazo son remotas, pienso. Spotify lleva mucho más tiempo en España que en Inglaterra. Y además cuenta con un socio de mucho más peso que los gigantes con pies de barro que son los grupos de comunicación españoles: Movistar. Aunque en Reino Unido también tiene sus alianzas con operadoras. Apostaría que aquí veremos antes a un diario ofreciendo a sus lectores cosas como la que ha puesto en práctica The Sun, otro diario de News UK: con el 4G de la compañía O2 se les proporciona contenidos en video de la Premier League en exclusiva.

Otra cosa que me parece interesante es preguntarme en qué lugar deja esta clase de prácticas a la música. Por un lado es una simple moneda de cambio, un caramelo para tentar o fidelizar a lectores-consumidores, cierto. Pero por otro, como se han encargado de recalcar los responsables de comunicación de Times, traerá un refuerzo en los contenidos de música de la web del diario. Tan esquizoide como todo lo que tocan los medios hoy en día.

La noticia en la web de The Guardian

No hay comentarios:

Publicar un comentario