5 de febrero de 2014

Pacemaker y Spotify: dentellada a los hábitos del mundo de los DJs

Hice un post hace unos meses para hacerme eco del tema: estaba cerca el momento en el que una app para mezclar música permitiera utilizar canciones de un servicio de streaming, provocando un terremoto en el mundo de la música de baile y los pinchadiscos. Una herramienta cuyo impacto sería similar al que el iPod provocó en la industria discográfica. Hasta ahora se podía hacer con aplicaciones cuyo manejo no era apto para todos los públicos, su precio no era precisamente popular y todavía estaban sujetas a un montón de incómodas limitaciones que hacían que no fueran alternativa a pinchar con mp3 o vinilo.

Pero esta semana ha llegado al fin algo que, sospecho, va a causar un tremendo impacto. Se trata de Pacemaker, creada para iPad con el apoyo de Spotify, después de presentarse al Music Hackday de Stocklhom. Su desarrollador, Jonas Norberg, ha dicho a The Verge que han trabajado con el objetivo de llevar a la música el efecto que FiftyThree ha tenido entre la gente que utiliza la tableta de Apple para dibujar. Y es evidente que lo ha conseguido, porque tiene un interfaz claro e intuitivo y, por primera vez, se pueden mezclar al mismo tiempo dos canciones de los más de 20 millones que ofrece la empresa sueca, además de utilizar también archivos alojados en el dispositivo.



Pacemaker marca la diferencia en su funcionalidad, diseño, rapidez y en su descomunal catálogo, pero también por el precio: es gratuita. Su plan de negocio se sostiene con la venta de efectos y extras. De ahí que de entrada tengas las funciones justas, que se pueden manipular con un solo dedo: scratches, loops, cue, un botón para hacer la sincronización automática, una representación gráfica de cada tema, fader,  ganancia, bass y treble. Sin duda hay que tenerla en las manos para entender el entusiasmo que me provoca. Alejandro Masferrer la vio en Estocolmo hace tiempo y me habló de ella, pero verla de cerca es otra cosa.

Es difícil que alguien que exprime todas las posibilidades de Traktor y se dedica a la música profesionalmente la encuentre como una alternativa. Pero para toda esa masa de gente que pincha como afición, que le resulta cómoda la pantalla del iPad y quiere un juguetito ultraportátil, es imprescindible. Sólo me queda ver cómo se comporta con una tarjeta de audio externa.

Pacemaker en iTunes 

No hay comentarios:

Publicar un comentario