30 de diciembre de 2014

Cinco historias que resumen el negocio de la música digital en 2014

BitTorrent, un gigante silencioso donde vender música con éxito

Tanto en solitario como al frente de Radiohead, Thom Yorke es especialista en experimentar con nuevas vías para distribuir su música. En 2014 inauguró la plataforma de pago de BitTorrent, BitTorrent Bundle, donde ofreció su disco “Tomorrow Modern Boxes” a cambio de 6 dólares por desbloquear el álbum completo. El resultado fueron más de 4 millones de descargas, aunque no se han ofrecido datos exactos del dinero que ha generado. Los rumores hablan de que el inglés ha ganado más de un millón de dólares. ¿Yorke es un tío con suerte? Más bien un buen estadista. Hace poco supimos que esta plataforma supera los 170 millones de usuarios y que están más dispuestos a pagar por contenido que un internauta medio.


Apple compra Beats y se prepara para el streaming

La empresa de Cupertino se gastó 3000 millones de dólares en este servicio de música a la carta y su división de fabricación de auriculares. Ahora que sus ventas de canciones caen -un 14% este año- y el streaming crece toca adaptarse a los nuevos hábitos. Puede parecer un paso arriesgado pero para Apple es un asunto crucial tener un lugar destacado en el mundo del consumo de música: con el iPod o el iTunes hicieron un negocio redondo. ¿Cómo será el nuevo Beats? Todos los medios de tecnología dan por hecho que las listas de reproducción creadas por el equipo de editores de la plataforma seguirán siendo su punto fuerte. Se ha hablado de que la suscripción mensual costará menos que la de competidores como Spotify. Y el último rumor llega desde el New York Times: tendrá lanzamientos discográficos exclusivos.

23 de diciembre de 2014

Tapely.com, la idea de los recopilatorios en casete trasladada con mimo a los tiempos de Internet

Cambian los formatos o las herramientas que utilizamos, pero no desaparece el bonito de detalle de elaborar una lista de canciones pensada para que sea escuchada por otra persona. Su función puede ser de lo más dispar: introducirla en un género que no conoce, hacerle llegar algún tipo de mensaje o simplemente compartir con ella la emoción que a su autor le produce cierta música. Apoyada en esa idea tan mascada llega Tapely, una herramienta web para elaborar playlists con ciertas funcionalidades que le quitan el toque impersonal a esta labor en el marco de Internet.



Permite agregar material de YouTube o Soundcloud cortando y pegando un link o haciendo búsquedas directamente en su web. Una vez hecha la selección puedes escoger imágenes en tu ordenador o en plataformas como Instagram o Flickr para acompañarla. Otros ajustes que permite son los de seleccionar el tipo de fuente o colores. Además, las listas de canciones se pueden compartir en redes sociales. En general, el proceso es bastante sencillo y ágil, aunque el diseño de su editor no es todo lo vistoso que cabe esperar.

22 de diciembre de 2014

Una encuesta para mejorar el blog

Apps musicales del 2014

No están todas las que son ni son todas las que están. Tampoco calificaría a las seis como imprescindibles, como suele hacerse cuando se intenta resumir lo que ha dado de sí el año en el mundo de las aplicaciones. Pero que me parta un rayo si aquí no hay diversión, historias, divulgación, imaginación y un montón de cosas más que potencian la música.

Lógicamente, WhoSampled no se ha estrenado en 2014, pero su llegada a Android es una buena excusa para hablar de ella, ya que es quizás lo más valioso que este medio ha dado a los aficionados a la música.

19 de diciembre de 2014

Pacemaker presenta Autopilot: una radio de Spotify acercándose a Mixcloud

Una de las mejores noticias que ha dado 2014 para la gente que se dedica a hacer sesiones de pinchadiscos de forma amateur ha sido Pacemaker, la primera app para iPad que permitió utilizar el catálogo de Spotify y mezclar sus canciones con otra alojadas en el dispositivo. Más tarde siguió sus pasos Djay 2, que precisamente esta semana ha lanzado la primera versión para ordenadores Mac con esa funcionalidad. Pero no se le acerca en lo que respecta a facilidad de manejo o diseño.

A pesar de la buena acogida de su aplicación, la compañía fundada por Jonas Norberg no se ha dormido en los laureles y ha seguido trabajando en los últimos meses para que su herramienta pueda ser atractiva para más y más gente. Su última versión, presentada hace unas horas, trae una opción tremenda que además puede cubrir cosas que Spotify no ofrece.

Se trata de Autopilot, con la que a partir de una lista de reproducción o un par de canciones que has seleccionado empieza a hilar música y a crear una sesión de forma automática analizando las características de cada tema y mezclándolos con otros que bajo su criterio le pegan. Lógicamente, permite ajustar algunos aspectos, como el estilo o los BPMs. Además, puedes pasar de canción las veces que quieras.


18 de diciembre de 2014

¿Acabaremos pagando en Bandcamp a un sello para tener todos sus discos?

Bandcamp nos tiene acostumbrado a movimientos lentos pero seguros. Sin embargo, en este final de año parece que ha acelerado el paso. Si hace alrededor de un mes anunciaba el lanzamiento de un servicio de suscripción, y poco antes había integrado el vídeo en su plataforma, ayer presentaba un plan para discográficas: Bandcamp For Labels. Con él se pueden controlar las estadísticas de varios artistas, tener un único espacio para vender el merchandising y controlar también los pagos desde un único lugar.

Los primeros en utilizar el servicio son Daptone (Sharon Jones & The Dap Kings, Antibalas), Sub Pop (Beach House, Fleet Foxes, Sleater Kinney) o ANTI- (Tinariwen, Daniel Lanois, Jolie Holland), entre otras empresas conocidas. Supone un movimiento que, sin traicionar a la filosofía de transparencia de Bandcamp, intenta responder a una demanda que les llegaba de algunas compañías. Pero su fundador, Ethan Diamond, deja claro que no es un guiño a las multinacionales y seguirán centrados en trabajar con las independientes, tal como ha manifestado en esta entrevista.

15 de diciembre de 2014

Vinilo en 2014: algo más que récords de ventas

En Estados Unidos e Inglaterra el vinilo ha batido en 2014 récords de ventas. En España se espera que la cosa vaya por el mismo camino. Pero quedarse únicamente en ese tipo de datos es enfocar una mínima parte de lo que está pasando con ese formato, que más allá del discurso de los puristas describe muy bien una época en lo que se refiere a consumo de música y a la creatividad de los artistas.

A continuación una imagen interactiva con alguna de las historias chulas que, alrededor del formato, he visto a lo largo del año.



12 de diciembre de 2014

WhoSampled: la información sobre samples convertida en negocio

Es muy común que las listas que nos recomiendan aplicaciones móviles que "debes tener en tus dispositivos", entre alguna de productividad o de fotografía, aparezca WhoSampled. De hecho, si hiciéramos un escrutinio para descubrir las que salen más a menudo relacionadas con el mundo de la música es probable que ocupara un lugar destacado, empatada con Spotify. En realidad, no tiene mucho sentido que estén al mismo nivel porque no va dirigida al mismo público.

WhoSampled es una enorme base de datos con información de unas 300000 composiciones y los detalles de los fragmentos de otras canciones que fueron utilizados en su creación. Además, ofrece escucha de la mayoría mediante vídeos de YouTube, relata quienes fueron los compositores y recoge las versiones que se han realizado de ellas. Es un tesoro para gente que quiere saber algo más de su música favorita, sobre todo si está relacionada con el mundo de la electrónica o el hip hop.


11 de diciembre de 2014

SoundCloud permite crear listas de reproducción en su app de iPhone

Varias veces he hablado de la transformación que está llevando a cabo SoundCloud, un servicio que en sus inicios podía parecer una buena herramienta para acortar distancias entre artistas y público. El tema vuelve una y otra vez porque el giro -el objetivo es convertirse en un instrumento para descubrir y escuchar música, enfocado en el público y lanzado a tumba abierta en búsqueda de la rentabilidad- está siendo progresivo.


10 de diciembre de 2014

Grooveshark garantiza su futuro: en enero lanza una radio tipo Pandora

Hace unas semanas, leía un artículo donde se recogía un runrún dentro de la industria de la música que aseguraba que Grooveshark tenía los días contados y que no pasaría de la Navidad. Son informaciones que se repiten desde hace años, pero que parecen más creíbles que nunca después de que la empresa fuera considerada culpable de violación de derechos de copyright el pasado mes de septiembre. Además, hay otro motivo para darle pábulo: el anuncio de que en enero va a abrir un negocio paralelo con el lanzamiento de un servicio de radio similar al que ofrece Pandora, que con 200 millones de usuarios se ha convertido en un gigante del negocio de liOúsica digital.

La app que Google y Apple retiraron

Bop.fm para iOS: una app para compartir música en todos los servicios de streaming

Pocos mundos dentro de los contenidos digitales deben estar tan fragmentados como el de la música. Por mucho que Spotify pueda ser la plataforma de referencia, hay una nada desdeñable cantidad de gente utilizando otros, como Deezer, que en España tiene bastante presencia en los medios de música online. Si como usuario tienes especial interés en compartir canciones y que todo tu entorno pueda acceder a ellas, da igual el servicio que utilicen, Bop.fm es una buenísima solución. En concreto, me parece algo básico para cualquier tipo de publicación web.


5 de diciembre de 2014

Encuesta en Inglaterra: la mayoría de los grupos quieren un contrato discográfico

Parece que fue ayer cuando se decía que Internet iba a eliminar intermediarios, creando un mundo donde los artistas tendrían una remuneración más justa por sus grabaciones y las numerosas anécdotas sobre contratos discográficos leoninos desaparecerían de los libros de historias del rock. Lo cierto es que hoy la relación entre los grupos y su público, si bien es más sencilla y directa, tiene más intermediarios que nunca, como son las distribuidoras digitales, las empresas de hosting o las telecos, que se han sumado a las editoriales o las fábricas de discos físicos, entre otros. Y como consecuencia de este marco, donde se mezclan viejas y nuevas figuras, han aparecido nuevos conflictos, como la reivindicación de un reparto de beneficios más justo y una mayor transparencia en los servicios de streaming.



Aunque hay artistas que se mueven a las mil maravillas en este entorno, no se puede decir que sea precisamente más manejable y sostenible. De ahí que pervivan fórmulas del viejo negocio, como constata un estudio realizado por la publicación inglesa Unsigned Guide con la colaboración de IFPI, donde se afirma que la mayoría de los grupos siguen teniendo como objetivo conseguir un contrato discográfico. El trabajo fue realizado el pasado mes de septiembre consultando a 128 artistas, de los que el 70% afirmó querer un contrato. Los datos han salido a relucir ahora en el marco del informe “How Record Label Invest”, encargado por IFPI y WIN, dos organizaciones que son parte interesada en que la figura de la discográfica no desaparezca, claro. 

Más información en IFPI y Digital Music News

2 de diciembre de 2014

¿Por qué Thom Yorke distribuyó su disco en BitTorrent?

Hace unos meses, Thom Yorke se lo puso difícil a algunos de sus seguidores con su nuevo disco. En lugar de distribuirlo mediante un servicio de streaming o una tienda de música digital, el líder de Radiohead utilizó BitTorrent. En concreto BitTorrent Bundle, una plataforma de pago creada por la empresa que desarrolló, dio nombre y explota comercialmente este protocolo de intercambio de archivos. Mientras unos reaccionaron con extrañeza y les pareció una especie de tomadura de pelo, otros lo entendieron como un gesto de deferencia. Los agraciados fueron una porción de los aproximadamente 170 millones de usuarios que tiene este servicio en todo el mundo. El resultado fue que en menos de una semana Yorke consiguió un millón de descargas del disco, que se vendía por 6 dólares. Probablemente un negocio mucho más lucrativo que un lanzamiento tradicional en iTunes.



28 de noviembre de 2014

MusiXmatch del móvil a la web

Detrás de muchas plataformas que cuentan con letras de canciones está MusiXmatch, una compañía que ha licenciado millones de letras y que, además, tiene una valiosa aplicación -disponible para iOS, Android y para la versión de escritorio de Spotify- que es algo obligado para los apasionados de la música. Ahora, casi cinco después de comenzar con su actividad, han puesto en marcha una web.


27 de noviembre de 2014

Nueva remesa de aplicaciones de artistas: The Who, Taylor Swift, Red Hot + Bach.

La predicción que decía que en el futuro todo artista tendría su aplicación está lejos de cumplirse. Tal vez son proyectos demasiado costosos o el público, en realidad, no tiene interés. Pero siguen apareciendo cosas más o menos destacables, aunque nada sea tan atractivo como Bermuda Tapes. Aquí van tres lanzadas en los últimos meses cumpliendo las funciones habituales: promocionar un nuevo disco y ocupar el espacio del videoclip, aprovechando la posibilidades de interacción que dan los teléfonos móviles y las tabletas.


The Who- Como parte de la conmemoración de sus 50 años de historia, el grupo ha lanzado esta app que también tendrá su versión para Oculus Rift. Una inmersión en las letras, la iconografía de la banda y los símbolos de la Inglaterra en la que surgió. Es un canto a la inmortalidad de sus grabaciones pero también al buen estado de forma con el que se han ido haciendo mayores. También venden su música y hay escucha en streaming de sus canciones. Está disponible para iOS y Android, pero no merece la pena si no tienes un dispositivo moderno y potente. Roger Daltrey ha confesado que no tiene ni el más mínimo interés en nada que tenga que ver con el mundo de los teléfonos móviles, pero que la han hecho para conectar con el público joven.

24 de noviembre de 2014

Spotify Artist Explorer: descubrir música y relaciones de artistas de forma visual

A veces no se trata sólo de ofrecer una determinada información. También es importante cómo la ofreces. Una idea aparentemente tan obvia sobrevuela tu cabeza después de utilizar durante un rato Spotify Artist Explorer, una herramienta web que, a modo de experimento, la plataforma sueca ha creado con contenido que aparece ya en su servicio: artistas, géneros, biografías y los registros de canciones más populares. Todo ello se relaciona en esta web de una forma visual con el objetivo de ayudar a la gente a descubrir música y saber un poco más sobre el artista que escucha.



20 de noviembre de 2014

Precio desproporcionado de los discos para Pono: 32,29 por lo nuevo de Neil Young

A Neil Young le pareció indignante que el mundo de la música digital tuviera unos estándares de calidad de sonido, desde su visión, muy bajos. "La forma en la que lo digital está siendo utilizado no es suficiente para transmitir profundidad en el arte", manifestó. Por eso patentó su propio formato y creó Pono, un reproductor con forma de Toblerone de 128 gigas que está a punto de lanzar su propia tienda para comprar discos en alta calidad. La compañía que puso en marcha el proyecto arrancó a través de una campaña de crowdfunding que fue todo un éxito, superando su objetivo financiero y despachando en preventa una buena cantidad de dispositivos. Pero lo que parecía una carrera triunfal en el mundo de los negocios tecnológicos parece que va a acabar en un dislate, teniendo en cuenta el precio al que se está vendiendo el primer álbum que está disponible en su formato (192 khz/ 24-bit FLAC).


18 de noviembre de 2014

Mutaciones en los servicios de streaming: Spotify y Deezer se acercan al mundo de los podcast

El código fuente de Spotify ha desvelado que están trabajando para ofrecer podcasts en su plataforma. Parece que por ahora es un proyecto que está lejos de materializarse y cuyo futuro no está garantizado, según han manifestado los responsables de la empresa sueca a la web de tecnología TechCrunch. Pero hay una razón de peso para pensar que no caerá en saco roto: el último movimiento de Deezer -uno de sus competidores- ha sido comprar Stitcher.


14 de noviembre de 2014

¿El principio del fin del Freemium?

¿Qué pasaría si el servicio de música que usas decidiera eliminar su modalidad gratuita y funcionara únicamente para usuarios de pago? Si eres uno de los 38,5 millones de usuarios de la versión "free" de Spotify no tienes nada que temer, teniendo en cuenta la importancia que le acaba de dar a esa modalidad Daniel Ek, quien ha venido a decir que es crucial en la estabilidad de su empresa. Pero si perteneces al credo de Apple, no estaría mal que te hicieras la pregunta y tengas la cartera a mano, porque parece que Beats -su servicio de música en streaming- no baraja crear esa opción.

Iovine, el primero por la izquierda

13 de noviembre de 2014

Stream Sweep: un buscador para moverse entre YouTube, Spotify y SoundCloud

Puedes ser el feliz usuario de un servicio de streaming con millones de canciones, pero como tus gustos sean eclécticos seguro que tienes problemas para encontrar cierto tipo de material. Me sucede a menudo con la música de baile en Spotify, donde no están muchos de los maxis que veo reseñados en medios especializados. En cambio, ese tipo de lanzamientos son fáciles de encontrar en SoundCloud o YouTube. Para situaciones como esa hay una web que se convierte en un excelente instrumento: Stream Sweep.



Se trata de un buscador que funciona simultáneamente en Vimeo, YouTube, SoundCloud y Spotify. Sus puntos positivos creo que están claros: comodidad y la posibilidad de ahorrar mucho tiempo cuando andas detrás de algo que no es precisamente popular. No permite escuchar canciones pero con solo hacer un clic puedes ir a una de las cuatro plataformas. Sin embargo, dista mucho de ser perfecto, como demuestra el hecho de que esté concebido para realizar únicamente búsquedas de canciones y te obligue a conocer el título preciso.

Web de Stream Sweep

YouTube Music Key explicado en once puntos con enlaces a lo que se está diciendo sobre él


"YouTube Music Key, todavía en beta tanto para iOS como Android, ha sido lanzado con el precio promocional de 7,99 dólares al mes. Esta suscripción incluye el acceso a Google Play Music" (Readwrite)

"Está disponible en Estados Unidos, Reino Unido, Portugal, Italia, Finlandia, Irlanda y España" (The Next Web)

"Permite escuchar música en segundo plano y en modo offline" (The Daily Rind)

“Llega con una nueva categoría de música dentro de YouTube que recoge todos los vídeos musicales, además de listas de reproducción recomendadas basadas tanto en tus intereses como en lo que está siendo destacado en el sitio” (Techcrunch)

"La versión gratuita hace más sencillo para el usuario encontrar lo que quiere oír/ver entre los millones de video musicales que tiene YouTube" (Hypebot)

"Podrás ver vídeos sin publicidad" (Washington Post)

"En los próximos días empezarán a estar disponibles discos enteros" (Videoink)

"Ha llegado a acuerdos con Sony, Warner y Universal, además de con muchas independientes" (Usa Today)

"Muchos de nosotros utilizamos YouTube por la música, podemos encontrar todo lo que queremos escuchar y añadirlo a listas, marcarlo como favorito o enviarlo. Ahora YouTube está capitalizando ese hecho" (Lifehacker)

"Google no ve a Spotify, Deezer y compañía como competencia de Music Key. Su servicio, dicen, es complementario y buscar ir más allá de solo tener música" (Xataka)

"Poca innovación, por ahora" (Music Industry Blog)

12 de noviembre de 2014

Bandcamp tendrá servicio de suscripción

Hasta ahora era una realidad de la que no se había hablado. Pero ayer el diario The Guardian publicó una entrevista a Ethan Diamond, creador y mandamás de Bandcamp, que puede considerarse como una oficialización. En breve la plataforma va a introducir un servicio de suscripción en el que los artistas venderán barra libre de música a sus seguidores. En sus manos estará fijar la cantidad de grabaciones que ofrecen, el precio y la duración. Por su parte, Bandcamp se quedará con un 15% de lo que el usuario recaude, como viene siendo habitual. La cifra bajará a un 10% en el momento en el que se lleguen a los 5000 dólares.

El servicio ya está en funcionamiento desde hace unas semanas a modo de prueba en el perfil del grupo inglés Candy Says, que por 20 libras dan acceso a todo su catálogo y a sus futuras grabaciones. Al parecer, Bandcamp trabaja mano a mano con algunos artistas y sellos para su implantación. Y según ha contado Diamond, la experiencia les está llevando a ver toda clase de formas. Una de las que ha destacado al periódico inglés es la de un artista especialmente prolífico que estudia pedir 200 dólares por la barra libre de su música.


Una nueva aplicación móvil en camino

Las suscripciones seguro que potenciarán todavía más la app de la plataforma, donde los usuarios tienen acceso directo a toda la música que han comprado. Diamond también ha dicho que pronto habrá novedades en lo referente a este instrumento, ya que están trabajando para que permita mandar mensajes y fotos. "Estamos creando un canal para conectar a artistas y a sus fans sin tener que competir con otros temas", afirmó en clara alusión a redes sociales como Facebook.

Frente a la buena relación y la transparencia de la que siempre ha hecho gala Bancamp en lo referente a la relación con los artistas, ya hay quien crítica todas estas novedades antes de que aterricen. El pero es rotundo: beneficia más a la plataforma que a los músicos. En Hypebot han publicado esta interesante columna donde explican por qué creen que no va a funcionar. En algunos puntos no les falta razón.

6 de noviembre de 2014

Ni Spotify son tan malos ni Apple es un servicio público

En el negocio de la música las cosas no son blancas o negras. Conviene recordarlo aunque parezca una obviedad. Sobre todo después de ver cómo una editorial que representa los intereses de más de 6000 artistas, entre ellos estrellas como Paul McCartney, Nick Cave, Lenny Kravitz o Busta Rhymes, haya expuesto que para ellos Spotify es una fuente de ingresos más importante que iTunes. Al menos así ha sucedido en el continente europeo durante los primeros meses del 2014, periodo en el que la plataforma sueca ha reportado un 13% más de beneficios que la tienda de Apple, cambiando las tornas con respecto a lo que sucedió el año anterior durante el mismo tramo.


Esos datos pueden no decir nada a alguien que está metido en el negocio discográfico, donde saben que iTunes es un globo pinchado desde hace tiempo: en España sus descargas nunca han supuesto una fuente de ingresos relevante, pero es que además está perdiendo presencia frente al streaming, convertido en la forma de consumo de música digital dominante. Sin embargo no son algo baladí desde la perspectiva del consumidor y su relación con los medios, que cada dos meses se hacen eco de las quejas de un artista sobre lo malos que son en Spotify y en cambio sacan continuamente noticias sobre Apple como si se tratara de un servicio público. El espíritu crítico que le aplauden de unos se lo guardan cuando toca enfocar las notas de prensa de otros.

30 de octubre de 2014

Sort Your Music, listas de Spotify organizadas por las características de sus canciones

Fuera de los servicios de streaming, no son pocas las herramientas que analizan las canciones de forma quirúrgica en base a criterios como su morfología o su sonido. Pero esa clase de proyectos suelen ser una curiosidad más que algo que podamos aplicar a nuestra forma de consumir música. Una dinámica que se rompe con Sort Your Music.



Esta web creada por la compañía The Echo Nest permite a los usuarios de Spotify organizar sus listas de reproducción según criterios como lo bailable de las canciones, la duración, sonoridad, energía, acústica o popularidad. Para utilizarla basta con loguearse y permitir al servicio hacer modificaciones en tu música.



Cuando seleccionas una playlist, Sort Your Music te deja visualizarla en forma de columnas donde escoges qué quieres aplicar y tienes un botón para guardarlo. Se trata de una herramienta que puede tener su valor, siempre que tengas tiempo y quieras cuidar hasta el más mínimo detalle, para crear listas que van a sonar en espacios públicos o eventos.

Web de Sort Your Music

22 de octubre de 2014

BCReommender, ¿quién dijo que Bandcamp no tiene recomendación de música?

Por tener unas comisiones por debajo de los precios de mercado o pensar en los artistas sin olvidar a los fans, Bandcamp es la mejor plataforma para vender música en este momento. Sólo en el último mes, el servicio creado por Ethan Diamond a repartido 3 millones de dólares, al parecer. Pero a pesar de que suele recibir más alabanzas que críticas, siempre hay algún lamento sobre las funcionalidades con las que no cuenta, como el hecho de que no permite subir tu colección de archivos en mp3 a su aplicación móvil o que no tiene herramientas de recomendación.


Esta última crítica ha dejado de tener sentido con BCRecommender, una web creada por el usuario Yanir, un programador australiano sin vínculos profesionales con el servicio que la ha hecho por amor al arte. Dando tu nombre de perfil (o colocando en su buscador a cualquier otro usuario) realiza recomendaciones de artistas similares a los que has comprado o están en tu lista de deseos. También tienen en cuenta a los usuarios que sigues y lo que a ellos le interesan. Al tratarse de un proyecto creado sin ánimo e lucro, BCRecommender no se va a actualizar muy a menudo. Pero funciona bien, cumple sus objetivos y, al fin y al cabo, es un primer paso.


Web de BCRecommender


21 de octubre de 2014

La pista de baile como una red social: KUVO y RADR

Mientras en el mundo de la música pop-rock hay poco menos que una cruzada contra los teléfonos móviles en los conciertos, el negocio de la electrónica camina convencido hacia un mundo donde esos dispositivos sean parte importante de las sesiones de pinchadiscos. En el pasado Amsterdam Dance Event, Pioneer y Dj Club Network presentaron su remozado Kuvo, una plataforma donde djs, clubes y aficionados se pueden dar de alta para recibir y mandar información en tiempo real. La conocida empresa de aparatos musicales ha puesto a disposición de este proyecto unos dispositivos que se instalan en la sala, con los que los artistas podrán publicar información sobre la música que están poniendo de forma instantánea. Mientras que los usuarios podrán registrarse en la comunidad de djclubnetwork.com para consultarla, compartir imágenes, seguir a gente, artistas o espacios y recibir playlist, tanto desde el ordenador como desde las aplicaciones móviles para iOS y Android que han creado.


Inicialmente, se trababa de un negocio redondo donde Pioneer requería que todo el equipo técnico, como mesa y reproductores, fueran fabricados por ellos y la comunidad on-line es de suponer que explotaría la información que compilaba. Pero se ve que el proyecto y su futuro son algo que todavía se está madurando porque hace muy poco se ha sabido que la plataforma está trabajando para abrir su sistema a otras ideas similares, sin necesidad de tener sus equipos. Ya están colaborando con RADR, por ejemplo, el software gratuito apadrinado por Richie Hawtin que permitía publicar mediante una cuenta de Twitter lo que un DJ está reproduciendo, siempre que utilice Traktor o Ableton Live. Su primer paso conjunto será un plugin que permitirá conectar Traktor con Kuvo.



Vamos, que el mundo del “big data” desembarca con todas sus naves en el mundo de la música de baile: ya hay casi 250 clubes con Kuvo instalado y 25 están en España. A priori puede ser una buena idea para acortar distancias entre el artista y sus seguidores; un espacio hecho a medida para una escena con rasgos propios. Pero habrá que ver qué consecuencias tiene sobre la sesión como un espacio ritual, donde vas a meterte de lleno en la música, dejarte llevar por ella y no te importa tanto lo que sucede alrededor. ¿Podrían llegar a ser los móviles algo igual de molesto e invasivo en ese contexto que en el los conciertos de rock?  

Web de KUVO y web de RADR

17 de octubre de 2014

Cables #23: Etimología del EDM; patrimonio sonoro en el Smithsonian y una empresa luchando contra los móviles en conciertos

-Etimología del EDM. Un artículo que desde una perspectiva USA pone en contexto la etiqueta.

-Mantener el patrimonio sonoro en la Librería del Congreso y el Smithsonian Museum: una carrera contra el tiempo y las dudas ante los avances tecnológicos.

-La impresión 3D va a cambiar la forma en la que hacemos música: instrumentos a medida, adaptados a las características del interprete, todo tipo de customizaciones...

-Esta semana se está celebrando el Amsterdam Dance Event. Spotify ha echado un vistazo a lo que escuchas sus usuarios en ese país y, en efecto, la música de baile, la electrónica y el pop cercano a esos sonidos tiene muchísima presencia.

-The Amp, un dispositivo que se acopla como si fuera una funda al iphone pero que en realidad es un DAC, un miniequipo de sonido con sus altavoces y una batería adicional para el teléfono.

-¿Sabes que hay una empresa que se dedica a impedir que la gente use el teléfono en los conciertos? Está afincada al ladito de Silicon Valley y aquí explican cómo trabajan. Una pista, usan algo parecido a una camisa de fuerza para teléfonos.

-Lo que los datos sobre el streaming en 2014 nos están diciendo. Un análisis de Mark Mulligan, que finaliza con una frase que todos sabemos: adaptarse o morir.

Los caminos divergentes de Soundcloud y Bandcamp

Hubo un momento en el que podían considerarse como dos alternativas diferentes para el mismo fin: ofrecer streaming de canciones de una forma sencilla y acortar los caminos que separaban al artista de sus seguidores. Pero con el tiempo los dos servicios se han ido alejando hasta colocarse en puntos muy alejados el uno del otro. Casi enfrentados.


Por un lado, Bandcamp se consolida todavía más como herramienta para artistas que controlan su carrera y quieren ofrecer en un mismo lugar música en escucha y vender merchandising. Además con la ventaja de que la comisión está por debajo de lo que suele ser habitual en estas plataformas. Lo último de la empresa americana es permitir a sus usuarios PRO subir a los perfiles vídeos en HD, que se pueden compartir y embeber. Cierran el círculo. Además, está trabajando para que los grupos puedan vender suscripciones a su material.

Mientras, Soundcloud está empantanada en su travesía para convertirse en un servicio para descubrir y escuchar música a nivel masivo, olvidando a los usuarios y pensando en competir con Spotify. Se ha filtrado que sus negociaciones con las tres grandes discográficas han fracasado. Todo ello después de plegarse ante Universal, a la que dieron autoridad para bloquear directamente a los usuarios que violaban la propiedad intelectual.


Esta situación es un freno importante a otros proyectos, como el de integrar publicidad en su plataforma y pagar a cierta élite de artistas por las reproducciones de su música. Precisamente dos asuntos que enfurecieron a muchos de sus usuarios por discriminatorios e invasivos. Muchos ya hablan de mudarse a otros servicios. Hace unos días comentábamos las que por ahora son las dos alternativas más serias: Thefuture.fm y Hearthis.at.

16 de octubre de 2014

Spring: una app musical para correr contaminada por la fiebre tecnológica que sufre el deporte

El instinto o las sensaciones parece que ya no sirven como guía para hacer deporte. Nos han invadido un arsenal de dispositivos que, aunque parezcan diseñados para atletas profesionales, tienen cada vez más presencia en el mundo de los aficionados, como los medidores de potencia para ciclistas o los sensores que registran la actividad de los corredores. Llegaron empujados por una fiebre por monitorizarlo todo que parece que está contaminando también aspectos a priori secundarios, como la música que escuchamo mientras realizamos la actividad física. Es inevitable pensar en ello al acercarse a Spring, una aplicación para iOS que ofrece listas de reproducción adaptadas al ejercicio.


Su manejo es sencillo. Lo primero es seleccionar el tipo de modalidad que estamos realizando. Después, con una prueba de treinta segundos tomando como referencia el acelerómetro del dispositivo, empieza a hilar una lista de canciones personalizada y adaptada a nuestro ritmo. Además tiene funciones para hacer un seguimiento de la rutina y compartir los datos (kilómetros, tiempo, calorías o la ruta) en redes sociales. Spring ofrece una versión gratuita que permite utilizarla durante cinco horas y luego tiene modalidades de pago, que van desde los 4.99 dólares al mes a los 24.99 dólares por un año.

Como solución a la que recurrir en algún momento puntual puede estar bien. Seguro que ayuda a sacarnos la pereza alguna vez. Pero siempre me ha parecido un poco perverso utilizar algo tan emocional, lleno de matices y abierto a significados como la música como mero combustible. De hecho, es realmente cómico ir a una clase de spinning y escuchar en ella ciertas letras, por ejemplo. Lo digo por experiencia propia. En realidad, esta clase de herramientas deberían tener una etiqueta que advierte que es para gente que no tiene demasiado interés en la música. En mi caso, sigo prefiriendo escuchar el ruido de mis pisadas o la goma de las ruedas sobre el terreno antes que cualquier canción. No hay nada que me motive más.

Web de Spring

14 de octubre de 2014

Un par de alternativas a Soundcloud

Soundcloud está realizando cambios importantes en su servicio. Son ajustes en su diseño y movimientos en despachos -como el de dar poderes a la discográfica Universal para cerrar cuentas- que tienen que ver con sus planes de futuro para hacer negocio. Se trata de asuntos que a una buena cantidad de sus usuarios le indignan e inquietan. De modo que no deben ser pocos los que están valorando la posibilidad de marcharse a otra plataforma.

Antes de dejarse llevar por la crispación, no viene mal echar un vistazo a las alternativas que, en mayor o menos medida, tienen funciones similares. Tal vez te desanime que ninguna sea idéntica o encuentres algo que te da más de lo que necesitas y te marches sin despedirte. Aquí van las dos que me han parecido más interesantes.

Hearthis.at

Los botones y la distribución de los elementos se lo ponen muy fácil al usuario de Soundcloud. Además, también permite dejar comentario en el reproductor. Pero Hearthis.at introduce soluciones interesantes que la plataforma alemana no tiene, como el mapa que permite localizar a otros usuarios y descubrir música cerca de ti.


Es barata -2 euros al mes en su versión pro, con ventajas en el diseño y capacidad ilimitada-. Además tiene aplicación móvil. Lo único que juega en su contra es que todavía es muy joven y no tiene el vigoroso movimiento de otros servicios. Pero se postula como la única que le puede hacer sombra a día de hoy.

Web de Hearthis.at

Thefuture.fm

Enfocada hacia el mundo de los pinchadiscos, permite subir sesiones y compartirlas. Más bien es una alternativa a Mixcloud. Pero con una enorme diferencia: paga por las reproducciones a todos los que suben su material y también a los artistas que aparecen en los mixes. Hay que recordar que Soundcloud tiene en marcha un programa para compensar a los músicos pero es únicamente para un pequeño grupo de elegidos.


Si no eres profesional, puedes crear un perfil de oyente, seguir las recomendaciones de la plataforma y usar su aplicación móvil.

Web de Thefuture.fm

YouTube o Bandcamp, ¿por qué no?

En realidad, si lo único que necesitas es alojar canciones en un sitio con un reproductor fácil de utilizar y que se pueda compartir, a lo mejor deberías dar un par de pasos hacia atrás y probar con YouTube o Bandcamp.

Lógicamente SoundCloud tiene un perfil de usuario que viene mejor a ciertos estilos relacionadas con la música de baile y la electrónica.

3 de octubre de 2014

Cables #22: análisis del lanzamiento de Thom Yorke, clubes de suscripción de vinilos y Sonido HD en streaming

-Estudio interesante si estás planteándote hacer una campaña de crowdfunding: análisis comparativo de los 50 proyectos más exitosos de Kickstarter durante 2013 en cada categoría. La música funciona mucho peor que la tecnología. Pero no le va tan justito como a la fotografía o la danza.

-¿El sonido HD es el futuro del streaming? Es lo que se preguntan en este artículo de Rolling Stone, después de los movimientos al respecto de Deezer o la expansión de WIMP. 

-Pandora organiza conciertos para sus empleados. Parte del pago al grupo es un jugoso paquete de datos sobre sus oyentes en el servicio, que cruza la información con información demográfica y códigos postales.

-Un repaso a algunos de los clubes de suscripción de vinilos en USA. Todos ofrecen algo más que un contenedor de música. Los hay que te dicen con qué bebida acompañar la escucha. Otros envían productos para cocinar. Y los más ortodoxos hacen un fanzine.

-Análisis del lanzamiento del disco de Thom Yorke. Enorme campaña de promoción para BitTorrent, que cuenta con una audiencia potencial que es como unir a Spotify, Bandcamp, Netflix y Hulu. La empresa está buscando certificación de la RIAA para que las listas de ventas incluyan sus datos.

1 de octubre de 2014

El Confidencial repasa la evolución de los gustos musicales en España... ¿centrándose en 40 Principales?

Proliferan los equipos de trabajo dedicados a realizar infografías y tratar, compilar y analizar datos en los medios españoles. Casi todos llevan el término "lab" en su nombre y, de vez en cuando, realizan algún proyecto relacionado con el mundo de la música. Los últimos en bucear por ese tema han sido los de El Confidencial, que han repasado todos los números 1 de 40 principales desde la llegada del formato a las ondas españolas -en una emisora local de Madrid en 1966- hasta la actualidad, que da nombre a una popular cadena de emisoras extendidas por toda nuestra geografía.



Se trata de un recorrido de 38 años -no 40 como indica el titular; mala manera de presentar algo que se supone que es un trabajo de precisión-, vendido como un repaso a los gustos musicales de los españoles durante ese periodo. Una idea totalmente disparatada porque es de sobra conocido que 40 principales no hace encuestas entre sus oyentes para escoger sus números 1 y siempre han tenido un papel de altavoces de los intereses de la grandes multinacionales de la industria discográfica. Además, tradicionalmente nunca han estado abiertos a ciertos estilos cuyo público es masivo pero no entra en sus criterios estéticos: caso del hip hop o el metal


Bueno, podría haber sido un pequeño desliz provocado por las prisas. Pero es que el trabajo viene acompañado de un texto que sirve de introducción y para explicar ciertos movimientos, supuestamente relevantes según la redactora. Abundan en él las frases hechas y afirmaciones a vuela pluma, como que el gusto de 40 se ha visto influenciado por las circunstancias sociales y políticas del país. En cambio, nada de explicaciones sobre el funcionamiento interno de la emisora, del método que utilizan para realizar su trabajo y de cómo ha ido cambiando. Un despropósito.

Puedes leer "Cuarenta años bailando pop... hasta que la industria cambió el ritmo" aquí.

29 de septiembre de 2014

Cinco cosas sobre el iPod Classic que es probable que no sepas

-Tony Fadell, uno de sus padres, propuso la idea a Phillips y Realnetworks mucho antes que a Apple. Por suerte para Steve Jobs, las dos primeras empresas no se interesaron por el tema.

-La primera canción que se reprodujo en un iPod fue "Groovejet (If This Ain't Love)" colaboración del productor italiano Spiller y la cantante inglesa Sophie Ellis-Bextor.


-Durante su desarrollo, la gente ajena a la empresa que lo probaba nunca vio el iPod con su carcasa final o nada que se le pareciera. Lo que recibían era algo que tenía el tamaño de una caja de zapatos.

-En octubre del 2001, tras su presentación al mundo, los periodistas se llevaban uno a casa cargado con música y una enorme bolsa de compactos: legalmente Apple no podía entregarlos sin una copia física.

-La primera generación tenía un nivel de volumen superior al de cualquier otro dispositivo con el que competía. La prensa en USA siempre ha afirmado que era porque Steve Jobs tenía problemas de oído.


Adiós iPod Classic: ¿se muere el reproductor de mp3?

Apple ha dicho adiós al iPod Classic, que deja de fabricarse después de trece años. Ha sido una despedida eclipsada por la llegada del iPhone 6 y la polémica actualización de iOS. Una nota a pie de página en la actualidad de novedades tecnológicas. Sin embargo, lo cierto es que marca el fin de una época en lo que respecta a la forma de consumir música. Se va un símbolo que empujó el negocio digital, hizo que la música estuviese más presente que nunca en la vida de millones de personas y que colocó a la tienda iTunes como un poderoso agente en la industria discográfica.

Como recalca este artículo -con más humor que otra cosa- algunas de sus características las echaremos mucho de menos, como su botón rueda, que aún hoy me parece uno de los controles más alucinantes que haya utilizado jamas en un cacharro para escuchar canciones. Y con esta despedida toca preguntarse qué futuro tiene el reproductor portátil de mp3. Sí, hay por ahí otros dispositivos pensados exclusivamente para escuchar archivos de música, como puede ser el Pono o el nuevo Walkman. Pero son para un público específico, un nicho: el melómano que quiere audio de alta calidad allí donde está.

Con su adiós se va también una forma de relacionarse con la música más personal e íntima: ocho años atrás, los álbumes que guardabas en el iPod, las listas de canciones que creabas para reproducir en él mientras hacías un viaje o realizabas una actividad al aire libre, eran un pedazo de ti. Ahora la música está igual de pegada que entonces, va en el mismo bolsillo, pero convive con otros asuntos dentro de un teléfono que también utilizamos para comprar, enviar correos electrónicos, estar conectado a un chat las 24 horas del día o seguir la actualidad leyendo medios online.


El streaming y los smartphones nos han hecho la vida más sencilla. Administrar tus playlist o descargar música, es cosa de segundos. Pero tenía gracia pasearse por ahí con prácticamente toda tu colección de música dentro de un delicado ladrillo al que nunca encontrabas la forma idónea para ser transportado. Parece que los que conservamos uno hemos tenido casi todos la misma idea, a tenor de los comentarios que circulan por Internet: hacerle sitio en la guantera del coche para que amenice nuestros trayectos más largos. 

25 de septiembre de 2014

Cables #21: perfil del comprador de música; el precio del streaming, las apps de música entre las más rentables

-Un perfil del comprador de música en USA en 2014: cd y digital. La columna vertebral es la gente de más de 36 años y no hay relevo entre los más jóvenes.

-Spotify elabora una lista con los artistas que, después de pasar por un festival, han tenido una mayor oleada de reproducciones. Uno de los eventos que han tenido en cuenta es el BBK Live.

-Urban Outfitters se ha convertido en el mayor vendedor de vinilos usando la fórmula de El Corte Inglés. La cadena de tiendas alquila estanterías a una lista de proveedores de música.

-Las aplicaciones móviles de Pandora y Spotify están entre las que más dinero generaron durante el mes de agosto tanto en iTunes como en Google Play.

-Los descansos son importante para impulsar la capacidad de concentración. Varios especialistas consultados por New York Times y Fast Company dicen que escuchar música también ayuda.

-Deezer llega a USA ofreciendo streaming de alta calidad: 16 bit FLAC. Lo hace en colaboración con Sonos y por 19,99 dólares. Si el sonido HD es el futuro, ¿la empresa francesa nos está diciendo que debemos pagar por la música a la carta?

-Jay Z tiene un proceso legal por utilizar un sample sin autorización. Alega que es un fragmento irreconocible, de un par de segundos. Los abogados especializados en casos de copyright están a la expectativa. Si la justicia se pone de su lado, puede suponer un antes y un después.

Blue Note 75 para iPad: app bonita, versátil y viva

Blue Note Records es algo más que el sello para el que grabaron Horance Silver, Miles Davis o Thelonius Monk, por destacar sólo algunos de los nombres propios del jazz que forman parte de su catálogo. Su imagen es algo icónico para el mundo de la música, sobre todo por las portadas diseñadas por Reid Miles a partir de algunas de las fotografías de artistas en el estudio que realizaba Francis Wolff, uno de los fundadores de la discográfica.


Por todo ello, y también por el enorme patrimonio musical que atesora, es lógico que la compañía se haya aventurado desde bastante pronto a lanzar aplicaciones para tener presencia en diferentes plataformas de música digital. Sin embargo, tenía pendiente desembarcar en el iPad. Aprovechando que en 2014 se celebra su 75 aniversario, ha presentado su esperada app para la tableta de Apple, que además ofrece mucho más de lo que cabía esperar.


Se trata de un rincón que no es un entorno cerrado: permite escuchar música con diferentes servicios de streaming -Spotify, Deezer o Rdio, siempre que seas usuario premium-, pero también comprar álbumes utilizando iTunes. Una versatilidad que es de agradecer en estos tiempos de fórmulas tan diversas para escuchar canciones, la verdad. Lo ponen todo bastante fácil porque además la app es gratuita.



Por el resto, se trata de otro formato que juega con la idea de la "experiencia inmersiva", por el que puedes navegar viendo imágenes, leyendo textos, viendo vídeos o portadas de discos. Es lo suficientemente extenso para atraparte durante unas cuantas horas y promete nuevos materiales cada semana. Contiene soluciones que te resultarán familiares si has usado su app para Spotify, como la línea del tiempo o su listado de artistas, pero no se trata del mismo espacio. De hecho, es una pena que aquí no hayan incorporado la sección dedicada a sus artistas más "sampleados" con ejemplos prácticos.

Blue Note 75 en el App Store

24 de septiembre de 2014

Denied bloquea artistas, canciones o álbumes en Spotify

Por cada canción que te anima el día o te despierta ternura, deben existir tres o cuatro que pueden azorarte y llegar a ponerte muy nervioso. Si bien es cierto que hay artistas y sonidos con los que hay que familiarizarse -un proceso que en ciertas música puede ir del rechazo al amor más profundo, reconozcámoslo-, existen otros con los que es imposible fumar la pipa de la paz.



Si eres usuario de Spotify, sueles escuchar sus radios y tienes un Mac con OS X 10.9 (o superior), con Denied puedes evitar volver a tropezarte con ellos. Se trata de una app que funciona en la versión de escritorio del servicio de música a la carta sueco. Te permite bloquear canciones, grupos y álbumes, pero también toda composición que incluya determinadas palabras.

Funciona en un segundo plano y tiene notificaciones para cada vez que aparece algo bloqueado. Existe una versión gratuita para que la pruebes y veas cómo funciona. Pero si quieres usarla sin limitaciones tienes que pagar 6.99 dólares.



Tal vez se trate de una herramienta un poco drástica. ¿No tenemos suficiente sesgo ya escogiendo una radio temática? Sin embargo parece interesante si le damos una vuelta de tuerca y probamos a hacer algún experimento, como bloquear alguna palabra de uso común, a ver por qué lugares nos lleva.

La web de Denied

23 de septiembre de 2014

Los ocho servicios de streaming más grandes del mundo

Tal como retrataba un artículo publicado por El Mundo el domingo, el streaming está obrando la recuperación del negocio de la industria discográfica. Pero, ¿qué servicio tiene más peso en este mercado? A esa pregunta ha intentado responder Billboard analizando los datos que esas plataformas han facilitado sobre sus suscriptores de pago o la información que da Google Trends. Aquí van los ocho más importantes.


Algunas cosas que llaman la atención:

-El poco peso de Google Play All Access a nivel mundial: únicamente es relevante en USA. Un gigante como Google no lo tiene todo ganado.

-El único que destaca en España -según este trabajo- es Rhapsody, que se ha expandido aliándose con telecos como Vodafone y Movistar.

-WiMp se ha colado en este top ofreciendo streaming con audio de alta calidad. Está disponible únicamente en cinco países pero ha conseguido más de medio millón de suscriptores de pago. Los nórdicos se relacionan de otra forma con la música.

19 de septiembre de 2014

Cables #20: el declive de la prensa musical; Japón es el oasis del CD; U2 prepara formato con Apple y más historias

-La BBC 4 dedica un programa al declive de la prensa musical inglesa. Hablan protagonistas, se hace una pequeña historia del sector y se preguntan sobre el futuro.

-El tiempo que pasan los estadounidenses utilizando apps de música ha crecido un 79% en el último año.

-Japón -país que adopta nuevas tecnologías en un chasquido- todavía adora el CD. La razón: su cultura de coleccionismo, el clima y sus cuidadas ediciones, entre otras cosas.

-3800 millones de libras ha aportado el negocio de la música a la economía de UK. Trabajan en él unos 111000 personas, según el informe del lobby Uk Music.

-U2 y Apple trabajan en un nuevo formato de álbum digital, lo cuenta en exclusiva Time. Después de colar su nuevo disco en 33 millones de iPhones como spam, ¿puede haber fe en que esta alianza genere algo bueno para la gente a la que le gusta la música?

-CD Baby vendió un 12% de discos físicos más que el año anterior durante 2013. Calculan que en 2014 volverá a crecer su venta un 10%. ¿A río revuelto ganancia de pescadores?

18 de septiembre de 2014

Album Of The Day, outlet de discos de Sony

Hubo un tiempo en el que encontrarse una tienda dedicada a vender saldos era una anécdota. Pero, como muchas otras cosas, la crisis económica ha terminado transformado el lenguaje y las fórmulas del comercio. De tal manera que hoy deben ser mayoría los establecimiento que utilizan como reclamo que ofrecen restos de temporada con descuentos excepcionales.

La último de esta cultura del outlet ha llegado a través del comercio electrónico, donde proliferan las tiendas que venden un único producto por tiempo limitado y con unidades limitadas. En ellas el reloj ocupa casi tanto protagonismo como el producto. Supongo que la intención es provocar en los que estamos al otro lado esa compra por impulso.

La marea de esta fórmula tan pintoresca de comprar acaba de llegar al mundo de la música de la mano de la compañía Sony Music Alemania, que ha lanzado hace unos días app para iOS llamada Álbum del Día que ofrece un disco de su catálogo en formato el digital durante 24 horas y con descuento que supera el 50%. En realidad es como un escaparate, porque la plataforma de venta que utilizan es iTunes.



Debe ser de las pocas ocasiones en las que la industria de la música no tarda dos siglos en importar una fórmula que funciona en otros ámbitos. Las ventajas para ellas son evidentes: tienen datos de los compradores y conocen sus gustos para futuros movimientos. Aunque en concreto, lo que ha hecho Sony es un despropósito: la información sobre los artistas está mal.

Además, ¿quién quiere un disco de hace unos años en mp3, aunque cueste poco más de 3 euros, existiendo el streaming? Más interesante hubiera sido que la aplicación fuera un outlet de discos físicos.

Álbum del Día en iTunes

17 de septiembre de 2014

Tres trucos para usar Spotify de forma más efectiva (2ª parte)

Hace justo hoy dos meses publiqué una entrada en la que recogía un par de atajos para usar Spotify de forma más efectiva. Trucos para organizar las listas reproducción, hacer búsquedas o compartir un detalle de una canción que creía que muchos usuarios del servicio de música a la carta no conocían. Pues bien, en el tintero se quedaron un par más que creó que también pueden ser útiles para mucha gente. Aquí va:

Tu Música, lanzadera para convertir a offline

Recuerdo que cuando apareció esta sección muchos nos quedamos chafados porque trajo consigo que marcar como favorito una canción pasase a ser algo lioso. Después de un tiempo prudencial, se puede decir que es muy práctica, sobre todo si utilizas Spotify en un ordenador y también en el móvil.



Con ella puedes ver y escuchar toda la música que has guardado en un único espacio. Para añadir cosas basta con marcar el signo "+" que aparece sobre la portada de un disco o junto al título de una canción. Lo mejor es que, si quieres pasar a modo offline toda tu música, lo puedes hacer desde el móvil pulsando un único botón.

Ser invisible

Hay mucha gente a la que no le gusta que su actividad en una plataforma sea pública. Otros muchos ni siquiera saben cómo desactivar ciertas funciones sociales de los servicios online que utilizan. En Spotify basta con pulsar en preferencias y ajustar todo a tu gusto.


Se puede eliminar la opción de que tus seguidores vean lo que estás escuchando, la sincronización con Facebook y otros aspectos relacionados con las listas de reproducción que creas.

Crear una lista colaborativa

Una de las cosas que más juego me ha dado en Spotify es la opción de crear listas a cuatro o seis manos. Qué latoso era hacer algo así antes de que ellos llegaran.

Para permitir que otros puedan editar una lista de reproducción que tú has creado, tienes que pulsar el botón secundario sobre la playlist y seleccionar lo opción "playlist colaborativa".

Aquí va de propina todos los atajos de teclado que puedes utilizar, tanto en Windows como en Mac, con Spotify.


15 de septiembre de 2014

"Where Is the Drama?": una aplicación que marca el momento en el que una canción se tensa

Siempre hay un momento en el que una buena canción funde el hierro. Puede ser ese en el que la voz del cantante se desgañita en solitario, cuando un sonido dulce precede a una tormenta de ritmos o ese otro en el que, en plan destacamento, toda la banda va como una locomotora tensando ese sentimiento que ha inspirado la composición. Cada uno lo encuentra en un rincón distinto, pero al parecer hay unos rasgos cuantificables que pueden determinar ese instante en cualquier composición. Con esa idea, Paul Lamere se encerró en el pasado Music Hack Day de Berlin para crear "Where Is The Drama?", una aplicación que puede utilizar siempre que tengas una cuenta de Spotify.



Lamere no explica casi nada sobre cómo funciona o que aspectos determinan por qué el momento dramático es el que indica y no otro. Pero después de trastear con ella un rato, probando canciones con características muy diferentes e interpretadas con toda clase de instrumentos, se puede entender algo mejor qué buscaba este programador norteamericano, miembro del equipo de The Echo Nest.



De modo que lo mejor es dedicarle un rato y contrastar. Hacer pruebas con canciones que conoces al dedillo y dejarte sorprender. Seguro que alguien se pregunta para qué sirve. No sabría responderlo, pero a veces es divertido acercarse a la música de forma quirúrgica.

La web de "Where Is The Drama?"

12 de septiembre de 2014

Cables #19: sonido y compras, spotify trabaja en el audio HD y el terremoto de U2 con Apple

-El vinilo empuja un pequeño resurgir de la tiendas físicas. Es un fenómeno minúsculo pero real, la apertura de unos cuantos establecimientos en USA e Inglaterra lo avalan.

-eBay ha pagado a un investigador de la Universidad de Londres un estudio sobre los efectos que el sonido tiene sobre los compradores. Una de las conclusiones: la música clásica hace pensar a la gente que lo que compran es de mayor calidad.

-Spotify trabaja para ofrecer audio sin pérdida en su servicio. El jefe de hardware de la empresa dice que lo que no quieren es empeorar la experiencia de los usuarios, obligándoles a esperar unos segundos para escuchar su canción. También responde a algunas críticas.

-El iPod Classic deja de comercializarse. Lo que supuso para el mundo de la música digital y en la forma de trabajar de Apple es materia de este artículo, realizado por un periodista que lo vivió todo de cerca.

-Un par de artículos sobre el disco de U2 que Apple regala: se cree que la operación han supuesto unos 100 millones de dólares para sello y grupo; la confusión que ha generado entre los usuarios de iTunes y lo que este tipo de lanzamiento nos dice sobre el futuro del álbum.

-Cuatro trucos para hacer que el audio sea viral.

11 de septiembre de 2014

Lo último de Matthew Dear: una composición para una empresa energética con 1000 samples

Lo nuevo de Matthew Dear no tiene nada que ver con Prince, como cabría esperar después de escuchar algunas de las canciones que incluía "Beams", su último álbum hasta la fecha. El norteamericano se ha ido hacia algo mucho más abstracto, que puede que algún ingenuo utilice para abrir una vez más el debate de qué es música y qué no lo es.


"Drop Science" es una composición de poco más de tres minutos en la que ha manejado más de 1000 samples, registrados con la colaboración de General Electrics en el centro de desarrollo que la multinacional tiene en Niskayuna, Nueva York. Entre otro material, máquinas de resonancias magnéticas, turbinas y un amplio abanico de aparatos en cuyo mantenimiento su chequea su sonido para comprobar que todo está correcto.



El resultado es más asequible de lo que pueda parecer y no va a sorprender a los que estén familiarizados con los artistas que son bandera del sello Warp, por ejemplo. Es un jingle para una gran corporación cuya creación convierte en parte de la parafernalia publicitaria, a fin de cuentas. Tampoco es que se trate de los sonidos más extravagantes jamás utilizados para hacer música; sus compatriotas Matmos crearon todo un disco alrededor de la medicina, donde sonaban máquinas de dentistas o la grasa espachurrada de una liposucción, y Venetian Snares se grabó follando con su novia, por ejemplo. Pero acompañando al trabajo de Dear hay algo más interesante, que es que cualquiera puede hacer una remezcla bajando las pistas de BitTorrent o haciéndose con un paquete para la aplicación djay 2.

Más información sobre "Drop Science"

8 de septiembre de 2014

Cd Baby se quiere parecer a Bandcamp

Si el streaming no es el presente del negocio de la música para los artistas y Bandcamp goza de buena imagen, mueve una buena cantidad de dinero y no crea conflictos, ¿por qué no ir por su mismo camino? Algo así han debido pensar en CD Baby, el veterano distribuidor de música digital norteamericano, que desde hace unos días tiene un plan que, de entrada, no supone ningún tipo de gasto para los artistas: CD Baby Free.



En él, tienes libertad para fijar el precio al que vendes una canción, tu música aparece junto a la del resto de usuarios y puedes embeber tu tienda en una página web o en tu Facebook. Sin costes de mantenimiento ni altas. Lo único que se queda la empresa es un porcentaje algo mayor del habitual de cada cosa despachada, del 9 al 15%. Hasta en lo que se quedan de comisión se nota que han tomado como modelo a Bandcamp.

Para ayudar a dinamizar esta nueva modalidad, han rediseñado su reproductor. Eso sí, en caso de que quieras que ellos se encarguen de colocar tu música en plataformas como iTunes o Spotify, no es lo que estás buscando. Para ello tienes que darte de alta en otra modalidad.