24 de septiembre de 2013

Splyce: un reproductor inteligente que sustituye en algunos casos al DJ

Hay música en todas partes. En algunos espacios está cuidadosamente seleccionada para influir en nuestro ánimo y fomentar la actividad que desarrollamos en él: comprar, hacer deporte, quedarnos relajados o circular atolondrados. En otros, siempre ha estado ahí (bares, transportes públicos,...), pero como ya no hay prácticamente lugares donde se pueda disfrutar del murmullo, lo que debería ser un bálsamo termina convirtiéndose en algo molesto. Apuesto que esa utilización de la música está generando una especie de miedo al silencio entre algunas personas. Un temor a que las canciones se paren o haya el más mínimo espacio en blanco entre ellas que, probablemente, algo ha influido en el éxito de Splyce, una práctica aplicación que mezcla tus listas de reproducción de forma automática como si se tratara de la sesión de un pinchadiscos.


Ha sido desarrollada por la empresa barcelonesa InQBArna, que se está abriendo hueco en el competitivo mundo de las aplicaciones musicales móviles sin venir de la fabricación de instrumentos o equipos de grabación. Sólo Splyce lleva más de 100000 descargas en el App Store de Itunes. Con este reproductor inteligente te puedes ahorrar mucho trabajo en una fiesta, por ejemplo. Para crear una sesión sólo tienes que importar tus listas y hacer unos cuantos ajustes: seleccionar el tiempo y el tipo de mezcla, comprobar que la clasificación que ha hecho de forma automática de las canciones es de tu gusto, ajustar cuánto quieres que se reproduzca de cada una, seleccionar un color para el reproductor y activar los efectos de luces, si quieres que además cree ambiente.


Descubrir cómo se utiliza puede que no te resulte fácil. Existe una sección de ayuda, pero no profundiza en algunos detalles del manejo. No le vendría mal un recorrido con globos explicatorios. Tampoco sería mala idea que incorporaran la opción de poder escuchar un fragmento de cada canción mientras haces la selección. Hasta ahí el apartado de aspectos mejorables, pero tanto su estética como la idea en sí son brillantes. En un mundo ideal, podría ser un reproductor asociado a una tienda de canciones en mp3 o a un servicio de música a la carta. Lo veo como algo capaz de atraer público. El paso intermedio para ese aficionado a la música que está madurando su salto al mundo de la producción o de pinchar música.

17 de septiembre de 2013

Electrospective: difundir y promover el consumo de música electrónica en Spotify

En el escritorio de Spotify, ya hay más aplicaciones dedicadas a la música baile que a cualquier otro estilo. Es un reflejo del peso que tiene en el negocio en estos momentos. Algunas discográficas incluso han creado una marca específica para promocionar su catálogo de electrónica, es el caso de EMI, Capitol, Parlophone y Mute. Todas ellas propiedad de Universal Music Group. Bajo el nombre de Electrospective, se articula un plan para reeditar 500 discos, algún recopilatorio y, desde hace una semana, una aplicación en el servicio sueco de música a la carta.


La app es fundamentalmente marketing pero también tiene un componente de divulgación, como vemos en algunos detalles: las pequeñas biografías que acompañan a cada artista o la presentación en forma de línea del tiempo de los álbumes. También hay cosas que la conectan con la actualidad, como las listas de reproducción con el repertorio de los últimos conciertos de algunos grupos. Está claro que no va a sustituir a los libros monográficos o a las innumerables listas que ha publicado la prensa musical para resumir los grandes acontecimientos de la electrónica. Sobre todo porque el criterio de selección es muy discutible y está acotado al catálogo de unos cuantos sellos. Pero para alguien que acaba de llegar a la música de baile y la electrónica, puede servir para ponerle sobre la pista de ciertos sonidos o grupos.


En su diseño hay un detalle llamativo. Si no me equivoco, es la primera vez que se ve en Spotify un botón con un enlace que te lleva a una tienda de música en formatos físicos. ¿Será efectivo o desde Universal han pecado de ingenuos? Por pocas ventas que consigan, seguro que son bien recibidas. Sobre todo porque son directas, sin intermediarios. Además se quedan con los datos de sus compradores y saben más sobre ellos. Habrá que ver cómo evoluciona. La otra gran compañía con presencia directa en Spotify en forma de app, Warner Music, llegó con energía pero sus contenidos se han ido desinflando y ahora está prácticamente parada.

11 de septiembre de 2013

Kollekt.fm, consultar Facebook Música, YouTube o Soundcloud sin ruido de fondo

Es evidente que las redes sociales son una poderosa herramienta profesional. Hasta mis colegas periodistas musicales más críticos con todas las transformaciones que ha traído Internet tienen una cuenta en Twitter o Facebook. No es la panacea de la que hablan algunos, pero el caudal de información que circula por ellas o el eco que tienen determinadas opiniones, es algo a lo que hay que atender. El problema es que muchas veces hay demasiado ruido y lo privado o el ocio se mezcla con nuestro perfil profesional. Es cierto que hay formas de sortearlo, como pueden ser las listas en Twitter o el botón música de Facebook. Sin embargo, existe otro inconveniente de fondo: falta la posibilidad de controlar desde una sola pantalla los perfiles de varias redes a las que se sube música.


Kollekt.fm es una aplicación web que te permite hacerlo con tus cuentas de Facebook, Soundcloud y Youtube. También es un instrumento para coleccionar música digital, de un modo muy parecido al que te permite hacerlo Songdrop o Ex.fm. Es fácil y rápido de sincronizar. Las canciones que has marcado como favoritas aparecen automáticamente. Además, puedes hacer búsquedas en YouTube o Soundcloud desde aquí. Otro punto positivo es su diseño claro y el manejo sencillo. Le queda mucho por andar: está en modo beta y su utilización está limitado a unos cientos de usuarios cada día. Pero hay cosas en ella agradables y que demuestran que lo han desarrollado inteligentemente, como los atajos en el teclado o el hecho de que también te permita tener en cuenta los Grupos de Facebook en los que participas. El único inconveniente claro es que tenga carácter de comunidad: en el arranque, lo primero que aparece son las canciones más populares entre el esto de usuarios. Tengo cinco invitaciones, por si a alguien le apetece probarlo.