29 de julio de 2013

Uncommon People, el árbol genealógico de la música de Sheffield

Estamos habituados a que los festivales tengan una feria profesional, concursos para grupos emergentes o que creen una publicación donde se habla de los artistas que componen su cartel. Pero en España no son muy comunes las actividades paralelas que dinamizan, explican o potencian el papel de la música en su entorno. No hay proyectos que dejen algo más que beneficios financieros en la localidad que los acoge. Los organizadores van con el piñón fijo. La Red Bull Music Academy, por ejemplo, tiene una revista dedicada a cada ciudad, ha mantenido sus estructuras en Madrid y ha tenido como onda expansiva otros eventos posteriores a menor escala, aunque luego la marca pueda tener una presencia invasiva en todo ello. Y el Primavera Sound suele ofrecer en paralelo conciertos de acceso libre en varios rincones de Barcelona, como hacen otros pequeños eventos a lo largo y ancho del país. Sin embargo, nadie ha llevado a cabo un trabajo como el que desarrolla el festival Sensoria de Sheffield bajo el nombre de Uncommon People, un guiño evidente a una de las bandas ilustres de esta antigua ciudad minera, Pulp.


Desde el 2009, tienen en funcionamiento un árbol genealógico on line de su música. La ciudad, al norte de Inglaterra, es el lugar de procedencia de Pulp, Joe Cocker, Arctic Monkeys, Richard Hawley, Def Leppard, The Human League o Cabaret Voltaire, entre otros nombres célebres. Lo puedes consultar como una lista de artistas organizada alfabéticamente o por décadas, contribuir con material sonoro o imágenes y ver sobre el mapa de sus calles algunos de los lugares relevantes de su historia musical. Un proyecto de interés general y con poso. Lo ideal es estar allí, utilizar esta versión para el móvil de la web y caminar para descubrir rincones como Skye Edge, la colina que inspiró el título del último disco de Richard Hawley. Además de Hawley, hay otros cuatro artistas que han confeccionando y comentado su itinerario: Arctic Monkeys, Pulp, The Human League y Cabaret Voltaire.



La presentación de Uncommon People es similar a la de Beatbang, la selección de los discos más relevantes de la historia de la música electrónica creada por La Médiathèque de la Communite Française de Belgique a modo de universo, organizado según los BPM y la fecha de edición. Pero su manejo no está tan logrado, no va tan fluido y no tienen una imagen tan cuidada. Lo importante es que cumple su objetivo holgadamente: “documentar el talento que ha convertido a la ciudad en una de las más vibrantes de Inglaterra a nivel musical y mostrar los vínculos entre sus artistas”. Este tipo de trabajo es aplicable a cualquier ciudad española, aunque en algunas parece que es más fácil que en otras. Madrid, que hasta hace nada presumía de sus vínculos con la música, está viendo como se desmantelan sus salas de conciertos y barrios emblemáticos como Malasaña se están desfigurando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario