11 de abril de 2013

Ex.fm y Songdrop, herramientas para guardar las canciones que descubres en blogs y webs de música

Aunque hace tiempo que no lanza una gran app, Spotify sigue trabajando para convertirse en el escritorio de la música. Un espacio cerrado donde siempre faltarán cosas y las normas no las impondrán los usuarios sino las compañías discográficas y los grupos inversores. Mientras su plan no avanza, todavía son útiles las herramientas para marcar, archivar y reproducir las canciones que descubrimos curioseando en blogs y páginas web. Algo más específico que seguir un feed. Una evolución, en los tiempos de la música digital, de la libreta y el bolígrafo donde apuntábamos lo que nos llamaba la atención en una revista musical de papel a los de cierta generación.


Las dos más relevantes son Exfm y Songdrop, ambas con una mecánica de manejo muy parecida pero con diferencias que harán que te convenzan más o menos. La primera se presenta al mundo como una comunidad donde descubrir música, seguir a gente y archivar canciones, claro. Sin embargo lo más característico es el reproductor que puedes instalar en tu navegador como una extensión, aparece con forma de marcapáginas en la parte baja y detecta los “players” de Youtube, Soundcloud o Bandcamp de los sitios que visitas. Cuando lo despliegas, en él puedes seleccionar canciones que van directamente como destacadas a tu perfil, donde quedan guardadas como una lista de reproducción y las puedes escuchar cuando quieras.

Songdrop, sin embargo, no tiene un botón tan visible, pero seduce por otras cosas. Dicen ser “el equivalente digital a una colección de discos físicos”. Y lo cierto es que la música parece más importante que en Exfm, que está descaradamente construido con la intención de fomentar la actividad social de sus usuarios. Aquí las listas se denominan mixes y se crea automáticamente una mensual. También tiene elementos de red social: puedes hacer un me gusta a las selecciones de otros usuarios, una de las funciones que hacen que este servicio me hagan pensar en un Instagram de canciones. Para seleccionar música el método es un poco más aparatoso: el drop it button, que no es otra cosa que un enlace que colocas en marcadores, en el que pulsas y se despliega una ventana en la que aparecen los resultados de su escaneo automático.


Ninguna es totalmente efectiva, todo depende de la web que visitas y las APIs de las plataformas de música que utilizan, entre otras cosas. Así que es difícil quedarse con una de las dos, aunque creo que es más sencillo familiarizarse con Songdrop, donde un recién llegado puede descubrir rápidamente todo lo que puede hacer. Otro punto a su favor es que detecta reproductores de Youtube. Sin embargo, exfm tiene una app para móviles que te permite llevar tu perfil a todas partes. Yo he terminado utilizando ambas.

Web de exfm / Web de Songdrop 

No hay comentarios:

Publicar un comentario