20 de febrero de 2013

El paso de lo físico a lo digital y su repercusión en las listas de éxitos

Sabemos desde hace un lustro que el álbum ya no es la unidad de referencia en el negocio de la música. Su lugar lo ocupa la canción, cuya inmediatez la hace imbatible en el superpoblado universo digital. A la hora de analizar ese cambio, se ha hablado únicamente de una consecuencia obvia: el desplome de las cifras de ventas. Se calcula que sólo en Estados Unidos y en las Islas Británicas, han dejado de comprar discos 10'5 millones de personas desde 2008. Una caída que ha llevado al desmantelamiento de discográficas, despidos de trabajadores del sector y a la entrega de cartas de libertad para algunos artistas, entre muchas otras cosas.


Pero esa perdida de relevancia del álbum ha tenido también consecuencias en la presencia de géneros en las listas. El tema que trata en una certera entrada en su blog Mark Mulligan. El consultor inglés vuelve a buscar debajo de la alfombra para matizar algunos discursos patronales. Analiza las listas de ventas estadounidenses desde el 2000 hasta la actualidad y destaca, entre otras cosas, que la música con la etiqueta adulta (Michel Bublé, Adele o Josh Groban) ha caído sólo un 30%. Una cifra irrisoria en comparación con el porcentaje del rock o el pop. Algo que podría explicar apuestas tan anómalas como Susan Boyle. ¿Hubiéramos visto a una artista tan anti-marketing en décadas pasadas?

Otro dato importante, en este periodo los discos de “urban” (hip hop, r&b, etc) han desaparecido totalmente de las listas. El country -una etiqueta en la que ha entrado también Taylor Swift, ojo- ha pasado del 0 al 19%. Y el pop se queda como pilar, propulsado por los fans de One Direction o Justin Bieber. Aunque, lógicamente, lejos de los números totales del 2000. Para finalizar, Mulligan llama la atención sobre una realidad: el streaming está dando relevancia a un aficionado a la música que no se queda en el top de ventas, bucea para buscar sus propios referentes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario