13 de febrero de 2013

Algunos impresiones después de hacer Jit Parade



Ya hemos exprimido Jit Parade hasta donde ha dado nuestro salud y tiempo libre. Estamos satisfechos, vamos a continuar con el proyecto de un modo que todavía no hemos perfilado. Pero lo que tenemos claro es que habrá otras ramificaciones: no nos vamos a dedicar sólo a hablar de discos. En mi caso, además, ha valido para sacar en limpio algunas conclusiones sobre música, medios y las formas en las que la gente se relaciona con la información. Nada revelador, puede que te parezcan obvias, pero tienen el valor de haber sido constatado por la experiencia.

-Las redes sociales son un disparadero maravilloso para un proyecto de ese tipo, pero la pólvora la aporta salir en un medio grande.

-Sí, hay una cantidad inescrutable de páginas webs dedicadas, básicamente, a hablar de artistas "indies".

-La navegación con desplegables, donde no sólo prima la información ordenada de forma vertical, continúa siendo extraña y difícil de entender para bastante gente. Sí, todo el mundo sabe lo que es un iPad, pero pocos conocen las aplicaciones que a muchos nos parecen más “comunes”. Estoy pensando en Flipboard.

-Hay ganas de más recomendación de música en castellano. No me refiero a reseñas, sino a listas de reproducción y algo presentado de forma visual. Solo así entendemos la enorme cantidad de alabanzas que nos han llegado.

-El periodismo de datos, que es básicamente de lo que se trata en Jit Parade, es alucinante pero difícil de rentabilizar económicamente, creo que más aún que el tradicional.

La web de Jit Parade

No hay comentarios:

Publicar un comentario