14 de diciembre de 2012

Soundcloud y Bandcamp se transforman

Son dos plataformas musicales que no se pliegan a los dictados de las compañías que dominan la industria discográfica, como hace Spotify. Seducen sobre todo a profesionales de la música. Y su filosofía se basa en conectar al artista con sus seguidores. Pero detrás hay un negocio, claro. Para potenciar sus beneficiosos realizan cambios en su imagen, en sus funciones y en sus servicios. Cambios que no agradan a todo el mundo.


Soundcloud se convirtió el 4 de diciembre en lo que nos habían enseñado en Soundcloud Next, disponible hasta entonces solo en modo beta y bajo invitación. Según la empresa, se trata de una “reimaginación” del servicio. El objetivo es conseguir “más caminos para conectar a los creadores con los fans”. Ha cambiado la navegación, el reproductor es distinto, hay una nueva sincronización inteligente con Facebook y nuevas funcionalidades a la hora de hacer playlists, entre otras cosas.

Dice Eric Wahlforss, uno de sus directivos, que asumen que puede resultar incómodo al principio. Pero ya ha habido quejas muy contundentes, como un usuario Premium que en su podcast los acusa de dejar de oír a los usuarios. También se ha lamentado el veterano productor y pinchadiscos Neville Watson. “No estoy seguro de que la gente continúe pagando por un servicio con un interface chapucero y funcionalidades que se han reducido. Luego oiremos la inevitable historia de que a la gente no le gustan los cambios”, comentó. Disc_topia (Tower Of Meaning, Dj Psychocandy) es más diplomático: “Para mí el problema principal es que es caótico”.


Por su parte, Bandcamp ha puesto en marcha perfiles de usuarios. Si alguna vez has comprado algo en esta web, te habrá llegado una invitación para acceder a ellos. Por ahora está en modo beta. Es el desembarco de las funciones sociales en este servicio que hace unas semanas daba las primeras cifras de recaudación de dinero. Llamativo en una empresa que nunca ha enviado notas de prensa. Ahora puedes seguir a artistas, tener un panel con toda la música que has comprado y relacionarte con otros usuarios. Hasta hace nada, la actividad del grupo en redes sociales y su vínculo con los fans era fundamental para que subir música a Bandcamp no fuera lanzar una botella al mar.

Desde el punto de vista del usuario lo más positivo son las alertas, recalcaba Commons Baby hablando sobre las novedades. Está claro que todo esto da mucho más poder al usuario. Pero también cree que hay algo no tan positivo: “Tengo la sensación de que intentan forzar a las bandas para que pongan precios a su música. Porque de momento solo aparecen destacados los fans que compraron, no todos los que lo siguen”. Veremos cómo termina siendo Bandcamp cuando todo ello sea público.

3 comentarios:

  1. A veces da la impresión que la gente pretende que las empresas vivan del aire, y que como yo no gano un duro con mi grupo, la plataforma que uso para que se me escuche tampoco debe hacerlo y desvaríos así. Personalmente, veo más que normal que ahora que están establecidos comiencen a pensar en la rentabilidad. De hecho, es algo que llevan haciendo al menos dos años, cuando decidieron limitar el número de escuchas gratuitas que puede ofrecer un artista cada mes. Que se le de más visibilidad a los usuarios que apoyan a las bandas (y de paso a bandcamp) es más que normal. Ayer mismo me fijaba que Eldiario.es destaca los comentarios de sus socios (los usuarios que pagan una cuota mensual) sobre los no-socios, estrategia que pienso va a ser una constante en multitud de webs, y más, en webs como bandcamp, donde nunca ha habido ni un gramo de publicidad (que rápido nos hemos olvidado de myspace!).

    Por cierto, sobre lo que comentas de las notas de prensa y datos económicos nunca he visto un informe económico de la empresa, pero en su blog cada cierto tiempo siempre han dado algún dato más que interesante sobre el tema.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero, gracias por el comentario, Manuel! Me hace mucha ilusión que la gente opine.

      Tienes toda la razón, son empresas y tienen todo el derecho del mundo a cambiar estrategias. Hacer negocio no me parece nada malo. A lo mejor parece que no lo dejo claro. Pero por desgracia, creo que olvidemos muchas más veces que en Internet somos consumidores. Tenemos derecho a discrepar y a alabar las cosas de los servicios que utilizamos. Es lo que yo intento hacer. Dar una perspectiva y sacar algo de espíritu crítico. Para publicidad gratuita ya están las páginas de tecnología de los periódicos. Aunque también soy consciente de que hay mucho airado, que lo primero que dice ante los cambios y los rediseños es un "NO"

      También tienes la razón en lo de Bandcamp, daban pildoritas de información. Pero no era nada corporativistas. Eso es lo que intento decir. En una ocasión me intercambié unos mails con Ethan Diamond, el jefe, y presumía de ello. Ah, y yo hasta ahora creo que llevan hecho un trabajo intachable.

      En resumen, que lo que pretendo es que los que usan los servicios sean consciente de que son consumidores.

      Oye, voy a enlazar tu blog. No lo conocía! Tienes que animarte a actualizar más a menudo.

      Eliminar
    2. Nada hombre, es que sí daba la impresión que se criticaba que los cambios fuesen para ganar dinero, que no debemos olvidar, es el motivo por el que Ethan y los suyos montaron Bandcamp, sino hubiesen montado una fundación o una asociación sin ánimo de lucro. Y nada, que yo también soy de los que los defienden a capa y espada.

      Sobre lo de actualizar el blog... va por rachas, y últimamente, la verdad, no es que ande sobrado de tiempo que dedicarle.

      Eliminar