11 de diciembre de 2012

N de Jorge Drexler: las canciones, cuando se publican, son del oyente



¿Qué es?
Un formato para empaquetar un EP que conlleva una forma diferente de componer canciones. Para el que está al otro lado se convierte en un juego de combinatoria y en una aplicación móvil.

¿Para qué sirve?
Sus creadores lo comparan con una portada o un videoclip y hablan de complemento para la canción. En realidad, me parece que es una herramienta para hacer que el oyente tenga un papel activo en la música. Una reivindicación, desde el corazón del negocio, de otra forma de relacionarse entre artista y público. Son tres canciones que se están publicando a lo largo de estas semanas, donde escoges las estrofas mediante una ruleta.

¿Su filosofía?
“Los nuevos dispositivos aportan posibilidades de ampliar los círculos metafóricos de una canción”

¿Dónde lo puedo utilizar?
En iOs y en Android. 

¿De 0 a 10?
Un 9. Es bonita, tiene valor por sí misma y es importante que alguien se replantee cómo hacer que el público conecte con una canción, ahora que la música nos tiene invadidos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario