26 de noviembre de 2012

¿Qué es el "audioscrobbling"?

Un concepto ideado por Richard Jones en el año 2002. Era la época de Soulseek y otros programas para compartir archivos con los que te podías bajar discografías completas en tan solo unas horas. Muchos de sus usuarios almacenaban días y días de música -más de la que podrían escuchar en lo que les quedaba de vida- sin separar el grano de la paja. Jones vio claro que era necesario crear un sistema preciso de recomendación. Un mecanismo que guiara a la gente. Su propuesta fue el scrobbling, sistema que terminó de desarrollar formando parte de Last.fm.


Se trata de un registro de tus escuchas en el ordenador o en tus dispositivos móviles que luego es transferido a un perfil personal. Esa información es utilizada para proponerte artistas similares que se ajustan a tus preferencias. Last.fm fue comprada en 2007 por CBS, pagó 280 millones de dólares. Con el paso de los años ha perdido relevancia en el mundo digital. Pero su sistema sigue estando ahí por la sincronización de Facebook y algunas plataformas de música en streaming, como Spotify, Soundcloud o Rdio.

Hoy hay una corriente de artistas que defiende que el valor de ofrecer tu música en esas plataformas son los datos de consumo. Nos lo recordó hace muy poco la artista Zoe Keating en una conferencia. Pero también hay usuarios que se resisten a ser considerados como conejillos de indias. Al respecto de esos debates, Jones se pronunciaba hace poco a favor de que los datos que se recopilan mediante sus sistema puedan ser abiertos y estén controlados. Habló de una fundación o una asociación sin ánimo de lucro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario