18 de octubre de 2012

¿Qué es el streaming?

La distribución de contenidos multimedia vía streaming permite reproducirlos al mismo tiempo que se están descargando. Esta solución técnica, lanzada de forma global por la empresa Real Networks en 1997 con su reproductor Real Player, acabó transformando la forma de consumir música o video en Internet: ya no se compra un archivo, se paga por oírlo y visionarlo. Es la fórmula que utilizan Netflix, Filmin o Spotify.

En su desarrollo parece que tuvo un papel muy importante la industria del porno, que fue la primera en ver las ventajas de su utilización. También fue clave la llegada de conexiones a Internet con un mayor ancho de banda. Gracias al streaming los servicios son tal como los conocemos ahora: móviles y multicanal, pudiendo utilizar el móvil, el ordenador o la pantalla del televisor, por ejemplo, para acceder a ellos.

Sobre esta forma de consumir música sobrevuelan varias incógnitas y debates. Su viabilidad económica está en duda. Spotify, el servicio de referencia, todavía está en número rojos. Y los artistas se quejan de su poca rentabilidad, aunque hay acuerdo en que es una magnífica forma de promoción y de hacer que crezca su audiencia. Como telón de fondo están los costes de los derechos de la música, que según los que intentan hacer negocio con ellos son demasiado caros para el streaming.

No hay comentarios:

Publicar un comentario