30 de octubre de 2012

La MTV sí mató a la estrella de la radio

La MTV de 2012 no se parece en nada a la de los 80. De ser pioneros en apostar en exclusiva por los contenidos musicales a convertirse en una más de la televisiones cuyo eje de la parrilla son los realities. Una transformación dictada por los números y los cambios de hábitos, como a los que obligaron a someterse ellos a la industria discográfica cuando nacieron.

Antes de su irrupción, las discográficas consideraban los videoclips un mecanismo publicitario más. Una rutina como la de colocar una página de publicidad en las revistas de música. Cuando empezaron las rotaciones en el canal, las cifras de ventas de discos en Estados Unidos se dispararon. Sobre todo en zonas rurales alejadas de las grandes ciudades. A nadie parecía importarle que no se estuvieran cobrando royalties por esos videos.

Pero cuando el impacto de su desembarco en los hogares de Estados Unidos se suavizó, la industria quiso comerse un trozo más de pastel. Pulsos en los despachos y departamentos legales echando humo para que al final los royalties fueran otra fuente de ingresos, al menos para las grandes multinacionales. Me comentaba una vez una persona de Yahoo Música que esa experiencia explicaba el inmovilismo y la desconfianza de las grandes discográficas ante cualquier proyecto que viniera de Internet hasta hace unos años.

Lo curioso es que la televisión para público joven en 2010 y no la del 2000, cuando la MTV todavía tenía una programación musical, es la que sí ha “matado a la radio”, al menos en Estados Unidos. Atención a los datos que recoge esta infografía que repasa 30 años de historia del canal.
The history of MTV - How video killed the radio star

19 de octubre de 2012

Beatbang.be, 24 años de música electrónica representados como una galaxia

La Médiathèque de la Communite Française de Belgique es una organización sin ánimo de lucro que lleva 60 años poniendo a disposición de los belgas un generoso catálogo de material sonoro y audiovisual. Además de tener centros por todo el país, lleva a cabo proyectos en la web con afán didáctico y el objetivo de cuidar el patrimonio cultural. Y no solo el belga. El más reciente es un mapa de la música electrónica desde 1988 a 2012 a través de una selección de discos, presentado como un universo y siguiendo dos patrones: el año de publicación y sus bpms.


Beat Bang, así se llama, está compuesto por 500 álbumes con su biografía, el listado de títulos y la posibilidad de escuchar 30 segundos de cada corte. Están relacionados por sus similitudes estilísticas y otros vínculos, como su procedencia. Pero lo verdaderamente suculento es la forma de navegación, idéntica a la de Sonarflow, el reproductor que organiza tu biblioteca musical como una galaxia. Aunque el proyecto tiene un error de bulto: ignoran los maxis cuando ha sido la unidad fundamental en la electrónica de las últimas décadas.


La aplicación está en francés y en inglés. La puedes utilizar en la web o en dispositivos móviles que funcionen con Android. Y la versión para iOs llegará en breve. Los discos escogidos son discutibles, sin duda, pero tiene un aire lúdico y nada soberbio que hace que pases de largo por los debates. Algunos tienen enlaces a Amazon Francia donde puedes comprarlos si quieres. Lo curioso es que a donde te llevan es a la edición física, no al mp3. Un detalle respetuoso. Muchos tuvieron un meditado envoltorio de plástico y cartón. 

18 de octubre de 2012

¿Qué es el streaming?

La distribución de contenidos multimedia vía streaming permite reproducirlos al mismo tiempo que se están descargando. Esta solución técnica, lanzada de forma global por la empresa Real Networks en 1997 con su reproductor Real Player, acabó transformando la forma de consumir música o video en Internet: ya no se compra un archivo, se paga por oírlo y visionarlo. Es la fórmula que utilizan Netflix, Filmin o Spotify.

En su desarrollo parece que tuvo un papel muy importante la industria del porno, que fue la primera en ver las ventajas de su utilización. También fue clave la llegada de conexiones a Internet con un mayor ancho de banda. Gracias al streaming los servicios son tal como los conocemos ahora: móviles y multicanal, pudiendo utilizar el móvil, el ordenador o la pantalla del televisor, por ejemplo, para acceder a ellos.

Sobre esta forma de consumir música sobrevuelan varias incógnitas y debates. Su viabilidad económica está en duda. Spotify, el servicio de referencia, todavía está en número rojos. Y los artistas se quejan de su poca rentabilidad, aunque hay acuerdo en que es una magnífica forma de promoción y de hacer que crezca su audiencia. Como telón de fondo están los costes de los derechos de la música, que según los que intentan hacer negocio con ellos son demasiado caros para el streaming.

17 de octubre de 2012

BAMM.tv, ver videos como si estuvieras con una aventura gráfica


¿Qué es?
BAMM.tv es una empresa radicada en San Francisco que produce videos para plataformas de tv y webs de todo el mundo. Tiene su propio canal pero hace negocio vendiendo los videos a otros servicios. Su aplicación para iPad tiene una pintoresca forma de navegación, como si se tratara de uno de aquellos videojuegos que hacían furor en los 90.

¿Para qué sirve?
Tiene más de 70 horas de material grabado con 175 artistas interpretando sus canciones en directo. Se distingue por su buena calidad: varias cámaras, un sonido por encima de la media... Pero el toque singular lo dan sus pantallas de menús, donde llegar al listado de artistas es un rompecabezas. Tiene también acceso al blog con información y los próximos conciertos del artista.

¿Su filosofía?
“Una nueva forma de crear y distribuir videos”

¿Dónde lo puedo utilizar?
En iOS y en su web, solo que aquí es algo más convencional, bien hecho pero convencional.

¿De 0 a 10?
Un 6, es una forma de presentarlo algo infantil pero los videos merecen la pena.

Getty Images y Soundcloud oxigenan el mundo editorial pero no tocan el reparto



Si eres un productor, músico o artista sonoro sin editorial pero no renuncias a percibir ingresos por tu música deberías echar un ojo a la alianza entre Soundcloud y Getty Images. Juntos han hecho que licenciar una canción sea algo tan sencillo como pulsar un botón. Cualquiera de los más de 20 millones de usuarios de la plataforma de música puede activar la opción en su perfil. Y algunos son seleccionados para formar parte del catálogo de Getty. Está pensado sobre todo para ofrecer música para lo que se conoce como sincros en terminología del sector: inserciones en  publicidad, cortinillas en televisión o como ambientación para promos.

Pero lo innovador se termina cuando hablamos del reparto de beneficios al creador. El margen que se queda es de un 35 %, una cifra que está dentro de la media de lo que se percibía en un contrato editorial tradicional. El máximo suele ser un 50 %. Aquí explican algo más a los artistas y contestan algunas dudas. Se trata de un proyecto similar al que llevaron a cabo Getty y Flickr hace unos años, aunque llevado al material sonoro. Una nueva posibilidad de negocio que reformula el mercado editorial pero que no cambia nada en el reparto.

Actualización: Viendo los comentarios en el blog de Soundcloud he caído en que además de no tener un gran trozo del pastel, no tienes ningún tipo de control sobre tus creaciones. Pueden venderla a cualquiera y para cualquier uso.

15 de octubre de 2012

H1tchr, consulta discogs sin salir de Spotify y relaciona canciones


¿Qué es?
Una aplicación que te da información sobre la música que estás escuchando y que, al mismo tiempo, quiere que relaciones, etiquetes y comentes canciones que se parecen a otras.

¿Para qué sirve?
Un complemento a TuneWiki o Complete Collection en Spotify, a donde trae información de la Wikipedia y Discogs sobre el artista que estás escuchando. Y si quieres llegar hasta su web, te invitan a hacer el ejercicio de analizar sus canciones y que las relaciones con las de otros grupos. Puede ser por la melodía, por un ritmo, por el uso de un sample o la letra. Esa información queda representada de un modo gráfico, al estilo Sonarflow.

¿Su filosofía?
“Make The Connection”

¿Dónde lo puedo utilizar?
En Spotify y en la web.

¿De 0 a 10?
Asumiendo que la wikipedia puede ser imprecisa y discogs tiene lagunas, un 7 en su versión para Spotify. ¡Al fin tenemos títulos de crédito en la plataforma de música! Y un 5 en su web porque se trata de un nicho y ya hay otros proyectos parecidos como Whosampled, aunque no presentan la información de un modo tan visual.

14 de octubre de 2012

¿Qué es el MP3?

Un formato de compresión de audio creado por Karlheinz Brandenburg en el Fraunhofer-Institut, sociedad promovida por el gobierno alemán que se financia con su trabajo para empresas del país. Su gestación duró casi una década pero se toma como fecha oficial de su creación el 14 de julio de 1995, día en el que se acuñó la terminación .mp3 para denominar a sus archivos.



Sus primeros modelos sonaban indiscutiblemente mal. A pesar de ello, fue limando la posición preponderante del CD hasta convertirse en el formato de referencia en el negocio de la música, al mismo tiempo que se fue mejorando su calidad. Sus características han sido la piedra de toque para grabaciones de muchos artistas y trajo un relevo en la unidad de medida: el álbum fue relegado por la canción.

La clave de su ascensión es que se trataba de algo más fácil de transportar y de compartir que un disco físico. Y se vio favorecido por la implantación de los teléfonos móviles y la informática en la sociedad. 

Hay un debate sobre su importancia e influencia. Solo hay que buscar información en Internet para encontrar opiniones contrapuestas. Por un lado, hay análisis donde prima la visión tecnológica que critican su pobre calidad de sonido: es un formato que en cualquier caso conlleva perdida con respecto a las calidades que se manejan en un estudio profesional. Por el otro, hay perspectivas que tienen más en cuenta lo social que alaban su papel democratizador posibilitando el acceso de la gente a la música. Hoy hay más conocimiento y la relación artista-oyente es distinta, en parte, gracias a él.

+ info:

MP3 en la Wikipedia / La historia del MP3 contada por sus creadores

11 de octubre de 2012

La web de My Morning Jacket en pequeño



¿Qué es?
La herramienta habitual para seguir en tu teléfono la actividad de un grupo a través de Internet. Se vuelca en sus conciertos y las acciones benéficas en las que participan sus componentes.

¿Para qué sirve?
Se diferencia en muy poco de lo que puedes hacer en la web de My Morning Jacket. Además de las noticias también tiene botones para acceder al foro o a los contenidos multimedia que están colgados en ella. Solo una cosa distinta, un pequeño juego. Se trata de una cámara con un filtro muy “american gothic” con la que puedes publicar fotos en Twitter.

¿Su filosofía?
“Te ayuda a estar al tanto de todo lo relacionado con el grupo”.

¿Dónde la puedo utilizar?
En iPhone y iPad, aunque no existe una versión específica para la tableta. Es gratuita.

¿De 0 a 10?
Un 4, ¿era necesaria? ¿Una cámara? ¿Y la música?