6 de septiembre de 2012

Grooveshark evita problemas y hace una web móvil

La semana pasada Grooveshark volvía a la tienda de aplicaciones de Android. Google bendecía al polémico servicio de música mientras las grandes compañías se pelean en los tribunales con él. Pero cuando todavía se estaba propagando la noticia, la aplicación volvió a desaparecer. Su regreso tras un año en el dique seco era un gesto demasiado desafiante por parte del buscador. Google no explicó los motivos, solo negó las afirmaciones de los responsables de Grooveshark, quienes dijeron que habían trabajado mano a mano con ellos.



Pero menos de una semana después de ese paso en falso, el servicio de música vuelve a estar disponible en teléfonos Android pero en forma de web móvil, hecha con html 5. Se trata del mismo lenguaje de programación utilizado por Bandcamp para crear su efectiva versión móvil. A este paso, se va a ganar el sobrenombre del mata aplicaciones. El mini Grooveshark es sencillo pero no muy ágil. Aunque hay que tener en cuenta de que la cobertura de Orange en mi pueblo es muy justita y mi teléfono, un Samsung básico, no es muy potente.

Hay un buscador de canciones, un botón para las radios y otro donde puedes ver lo más popular. Al seleccionar una canción empiezas a administrar tu lista de reproducción. Las funciones que ofrecen son las habituales: modo aleatorio, poner una de las canciones en modo “repeat” o cambiar el orden. A medida que navegas por sus archivos, puedes añadir más material a tu lista. Pudiendo elegir el lugar de la lista donde la colocas: para escucharla inmediatamente o para ponerla en la cola.

Aquí puedes ver en la web cómo va Grooveshark Mobile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario