31 de agosto de 2012

Músicos que no tienen tantos seguidores en twitter como parece

Hay estrellas que dan más que hablar por lo que hacen en las redes sociales que por su música. Solo hay que ver el caso de Alejandro Sanz, que últimamente solo ha tenido presencia en los medios por sus berenjenales en Twitter. Pues bien, la revista Billboard ha hecho un ránking de los artistas más influyentes en la red de microblogging, pero hablando también de cuántos de sus seguidores están inactivos o son cuentas falsas. Como advierten en el texto, las herramientas utilizadas (Status People) no son perfectas, pero hacen reflexionar sobre que Internet no es un instrumento preciso.


Aquí se puede leer.

Y hablando de Twitter y de seguidores, Amanda Palmer sigue sacando músculo cada vez que distribuye algo o busca financiación a través Internet. Aún no hay cifras totales, pero ha vendido cientos de sus nuevas camisetas en tan solo unas horas. En plan mercadillo: “¡Me lo quitan de las manos!”.

Aquí reproducen un gráfico de Chirpify, la plataforma que ha utilizado, explicando cómo evolucionó la venta.

En el mundo de los servicios de música, los criterios de las empresas no están unificados. Las editoriales pueden no dar el brazo a torcer pero el todopoderoso Google llega y te bendice. Algo así ha pasado con Grooveshark, que están en disputa con varias multinacionales por los derechos de su catálogo pero ha conseguido que su apliciación móvil volviera a Android después de casi un año fuera.

Lo ha contado Wall Street Journal.

(Actualización: Hoy Grooveshark ha dejado de estar disponible en Google Play. Esto es un descontrol)

No hay comentarios:

Publicar un comentario