15 de junio de 2012

Souncloud potencia su papel como herramienta de podcasting


Soundcloud no descuida ni uno solo de los posibles usos de su servicio. Desde muy temprano apostó por abrir un hueco a los artistas con licencias creative commons, para los que diseñó una pestaña en su buscador. Pero también por los programas de radio, la poesía, el arte y el patrimonio sonoro. Con más de 10 millones de perfiles, cifras que siempre hay que coger con pinzas porque no todos son usuarios activos, uno de sus últimos empeños es la comunidad Souncloud Voices, centrada en el spoken word y en ofrecer programas de radio de cualquier tema.

Cada jueves, desde hace casi un año, destacan en su blog canales y alguno de los archivos de audio que almacenan que tengan relación con asuntos de actualidad: Ray Bradbury, literatura, medios de comunicación independientes, deportes, empresas de tecnología, humor o cocina, entre muchos otros. El abanico es amplio y las horas y horas de información que han recomendado son imposibles de resumir.

Si la empresa afincada en Berlín ya destacó en sus inicios por su flexibilidad y transparencia a la hora de trabajar, con este proyecto se desmarca del resto de servicios de streaming, anclados en conceptos como fórmulas de negocio y reuniones con discográficas para poder explotar sus catálogos. Con este tipo de contenidos, Soundcloud esquiva uno de sus mayores problemas: los usuarios que suben música sin autorización de los artistas. Además activa su perfil social e incentiva sus ingresos al premiar a usuarios que pagan por los megas subidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario