21 de junio de 2012

The Fader, otro pasito de Spotify en su ventana de información


Por su diseño, contenido y navegación, The Legacy Of continúa siendo la más atractiva de las aplicaciones de Spotify, a pesar de que la oferta sigue creciendo. En lo referente a medios de comunicación, hay que destacar la que acaba de presentar esta semana The Fader. La revista se desmarca un poco de las creadas por la sección de música de The Guardian o Pitchfork, los dos medios que ya tenían un rincón dentro de la plataforma, que se limitan a poner sus críticas de discos junto a un reproductor para poder escucharlos. 


Como es obvio, los pilares son las listas de reproducción y la recomendación. Pero además The Fader incluye la nota del editor y coloca accesos directos a los reportajes de cada número, que abres con tu navegador de Internet. Conseguir que la gente te lea de ese modo, saliendo de un servicio de este tipo, es un objetivo ambicioso.

Vivimos un momento donde el periodismo musical está en huelga de brazos caídos: asume que su papel está perdiendo importancia pero ahí sigue, embebiendo a Spotify, Soundcloud o lo que toque. Más que generadores de opinión, nos hemos convertidos en dinamizadores del tráfico en Internet. Y a duras penas ese tráfico revierte en nosotros. Esta misma semana, el presidente de Pitchfork hablaba con cautela de ello en un foro sobre el negocio de la música.

The Fader parece haber diseñado un espacio para este momento de transición. Quieren conseguir visitas para su web pero asumen que, ante todo, son los tiempos del usuario de los servicios de streaming como curador, da igual que sea profesional de la música o no. Por eso tienen también a su redacción realizando listas de reproducción temáticas y comentándolas. Es lo más atractivo de su rincón, por cierto.

15 de junio de 2012

Souncloud potencia su papel como herramienta de podcasting


Soundcloud no descuida ni uno solo de los posibles usos de su servicio. Desde muy temprano apostó por abrir un hueco a los artistas con licencias creative commons, para los que diseñó una pestaña en su buscador. Pero también por los programas de radio, la poesía, el arte y el patrimonio sonoro. Con más de 10 millones de perfiles, cifras que siempre hay que coger con pinzas porque no todos son usuarios activos, uno de sus últimos empeños es la comunidad Souncloud Voices, centrada en el spoken word y en ofrecer programas de radio de cualquier tema.

Cada jueves, desde hace casi un año, destacan en su blog canales y alguno de los archivos de audio que almacenan que tengan relación con asuntos de actualidad: Ray Bradbury, literatura, medios de comunicación independientes, deportes, empresas de tecnología, humor o cocina, entre muchos otros. El abanico es amplio y las horas y horas de información que han recomendado son imposibles de resumir.

Si la empresa afincada en Berlín ya destacó en sus inicios por su flexibilidad y transparencia a la hora de trabajar, con este proyecto se desmarca del resto de servicios de streaming, anclados en conceptos como fórmulas de negocio y reuniones con discográficas para poder explotar sus catálogos. Con este tipo de contenidos, Soundcloud esquiva uno de sus mayores problemas: los usuarios que suben música sin autorización de los artistas. Además activa su perfil social e incentiva sus ingresos al premiar a usuarios que pagan por los megas subidos.

11 de junio de 2012

Discover, el escaparate de Bandcamp

Bandcamp es una plataforma pensada sobre todo para músicos y sellos. Su creador, Ethan Diamond, la ideó después de ver como su artista favorito se empantanaba en el proceso de mandar directamente a sus fans un disco a través del correo electrónico. Esa afinidad hacia los creadores y los que tienen que dinamizar el mercado se ve en el porcentaje que se llevan: un 15%, la mitad de lo que se quedan Amazon o iTunes. Pero ha llegado el momento de cuidar otros flancos, ahora que están asentados y todos hemos comprobado su fiabilidad y transparencia.



Acaban de presentar una herramienta para conocer música alojada en su servicio bajo el lema de “Discover amazing music and directly support the artist who make it”. La han bautizado como Discoverinator en su blog. El filtro son las diferentes etiquetas que luego puedes organizar por criterios como las ventas -tanto de formatos físicos como archivos digitales-, recomendaciones de otros grupos y los recién llegados. Lo mejor es su fácil funcionamiento y sencillez. A su modo prima lo visual. Y un botón bien grande te ofrece escuchar más cosas de ese artista llevándote a su perfil, ya que en este escaparate solo puedes catar una canción.

Su aparición les ha obligado a modificar el editor. Así que en las próximas semanas ofrecerá la opción de seleccionar la canción que aparecerá en esta sección y de recomendar material de otros artistas. Dicen estar trabajando en una sección móvil y piden tú valoración sobre el servicio. Como bien apuntaba Commons Baby, tienen un punto negativo por no crear una etiqueta para músicos que utilizan licencias libres.

10 de junio de 2012

Phonographic

¿Qué es?
Si quieres analizar tus intereses musicales casi hasta el punto de psiconalizarte, esta aplicación puede ser muy útil. Estadísticas, gráficos y listados con la música que tienes en tu librería, representados con claridad.
¿Para qué sirve?
Puede que te interese recordar qué canciones te han obsesionado o cuáles son los estilos que predominan en tu biblioteca. Aquí los tienes de un modo más vistoso que en LastFM, por ejemplo. Además puedes compartirlos en redes sociales.  

¿Su filosofía?
“Sabes que tienes un gran gusto musical, ¿por qué no dejas que el resto del mundo lo conozca?

¿Dónde lo puedo utilizar?
Esta disponible para iOs (iPhone, iPad) y es gratuita.

¿De 0 a 10?
Un 7 porque es vistosa.

Phonographic en la web / Phonographic en iTunes Store