25 de mayo de 2012

Music Blog Dj app y el principio del fin de la era Pitchfork

Se supone que vivimos tiempos de cambios continuos, pero muchos de los blogs y webs de música indie que han marcado el paso de las tendencias en los últimos tiempos mantienen su influencia y posición de poder intacta tras más de un lustro de trabajo. Aunque ya hay voces que desde dentro hablan del fin de una época: un cambio de ciclo, como el que ellos impusieron al periodismo musical. Uno de los pioneros de ese tipo de medios, Sean Adams, el fundador de Drowned In Sound, predecía hace unas semanas su muerte lenta. Su verdugo son los servicios de música en streaming tipo Spotify, donde cualquiera se puede erigir como curador creando sus propias listas de reproducción y distribuyéndolas por redes sociales.

Pero sitios como Pitchfork, que entran en el concepto de “mp3 blogging” que él maneja, también están siendo víctimas de su propio culto a la nuevo. Una forma de consumir canciones donde lo de ser crítico o vestirlas con la historia del grupo que hay detrás casi nunca tiene relevancia. En el ecosistema de los móviles y las tabletas ya hay apps que van directamente al hueso, filtran las canciones que ofrecen Stereogum, Gorilla Vs Bear, la NPR, KEXP o el propio Pitchfork, entre muchos otros, y te las ofrecen en una lista que tú sondeas, en la que marcas tus favoritos y con un reproductor propio. El mejor ejemplo, Music Blog DJ: certera, limpia y sencilla.

Como bien me recordaba ayer @Disc_topia de Tower Of Meaning, antes existían formas de seguir las canciones de esas webs con tu móvil utilizando el RSS. Pero aquí el acceso es más sencillo y rápido. Hay herramientas que ofrecen lo mismo y mucho más vistosas, como la versión para iOS de Hype Machine, pero Music Blog DJ es gratuita y sin relleno: ni siquiera tiene la opción de compartir en redes sociales. Diseñada para iPhone, su modo de ofrecer la entrada original donde está esa canción tiene algo de gesto insolente cuando la manejas desde un iPad: no es fácil llegar hasta ahí, no abre el navegador web y lo ves en una pantalla minúscula. La sensación es la de que la lenta agonía de la que hablaba Adams puede ir más rápido de lo que creemos.

3 comentarios:

  1. Yo tengo un problema con estas aplicaciones: que se basan en canciones. Y yo quiero escuchar los discos. Y eso veo difícil que se pueda solucionar...

    ResponderEliminar
  2. Del mismo modo que no es lo mismo un single que un álbum, también hay apps para álbumes, para escuchar tu biblioteca de iTunes o para descubrir canciones de grupos emergente, como lo es ésta. Gracias por el comentario, eres el primero que lo hace en el blog. :)

    ResponderEliminar
  3. También están los de exFM que lo dejan bien claro diciendo que los "sites" son los nuevos LP... Todo muy bien montado con su web, sus extensiones para navegadores, aplicaciones, etc...

    ResponderEliminar