18 de mayo de 2012

El grueso de la música de Spotify son versiones y canciones para karaokes

El consultor Mark Mulligan vuelve a sacarle los colores al negocio de la música digital en su blog. Si hace unos meses denunciaba que en Europa el número de servicios de streaming era excesivo y barajaba la posibilidad de un colapso de este mercado en el Viejo Continente, ahora dirige su mirada hacia el catálogo de plataformas como Spotify, que presumen de tener millones de canciones a disposición de sus clientes.


Mulligan ha hecho un pequeño estudio seleccionando a diez artistas muy populares (U2, Codplay, Rihanna, Led Zeppelin o Justin Bieber, entre otros) y ha comprobado que aproximadamente el 90% de sus canciones son versiones a cargo de otros grupos, tanto para discos tributo como para el mercado de los karaokes o álbumes paródicos al estilo de los que ha hecho Weird Al Yankovic o productos tipo Los Pitufos Makineros.

Su trabajo explicaría el fulgurante crecimiento de los catálogos digitales que usan esas plataformas: de 2008 a 2012 han pasado de tener 4.3 millones a 16.4 millones de canciones. Y pondría sus seductoras campañas para captar nuevos usuarios rozando la publicidad engañosa, como sucede con los festivales de música cuando anuncian su cartel pero no hablan de coincidencias de horarios, por ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario