4 de mayo de 2012

Amanda Palmer, la reina del “hazlo tú mismo” digital

La mitad de Dresden Dolls se está especializando en batir todos los récords de los servicios que permiten a los artistas tratar directamente con sus fans, compañías cuyas comisiones son menores que las que se llevan las discográficas, las editoriales y las tiendas de música digital. Si hace dos años consiguió vender a través de Bandcamp 4000 copias de un EP en 3 minutos, una operación que generó 15000 dólares, ahora está sacando todo el jugo a Kickstarter, la web norteamericana de crowdfunding.

  

 En solo cinco días, Palmer ha conseguido 482000 dólares para fabricar su nuevo disco, un libreto y poner en marcha una gira. Hasta el día 31 de mayo no se cierra su campaña, pero los responsables de la plataforma han dado algunas cifras de su arranque. El 2 de mayo llevaba 6226 donaciones, 2900 por valor de 25 dólares (a cambio de una descarga digital del álbum y una copia física) y 2400 personas de un dólar (que da derecho a una copia digital).

Su experiencia será, una vez más, comidilla en los foros sobre el futuro de la industria de la música que se organizan en España, como lo fueron la de Radiohead o Nine Inch Nails. Pero lo cierto es que este tipo de estrategia le funciona a muy pocos artistas por estas latitudes. Son datos que no se hacen públicos, conversaciones de bar. Pero los músicos españoles que se han apuntado a proyectos similares han conseguido el grueso de donaciones entre amigos, compañeros y familiares. Poco fan anónimo, vamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario