28 de diciembre de 2012

Björk: Solstice, un instrumento complejo pero una bonita herramienta educativa



¿Qué es?
“Biophilia”, el último disco de la islandesa, era también un proyecto educativo. Y la mejor manera de entender ese apartado es esta app, basada en un poema de un escritor de su país, Sjón, que compara el sistema solar con un árbol de navidad.

¿Para qué sirve?
Se trata de una aplicación “sobre cómo el movimiento de la tierra crea las estaciones del año”, cuenta Björk en un video tutorial. También es un instrumento, con el que puedes crear postales musicales que grabas y luego puedes compartir. La app se lanzó el año pasado por estas fechas y ahora vuelve a aparecer como novedad en iTunes porque es gratuita.
En el centro aparece el sol. Rodeándolo los planetas. Y el movimiento de todos estos elementos es lo que tú puedes manipular para crear tu propia composición. Tiene dos vistas, una como un sistema solar y otra en plan árbol de navidad.

¿Su filosofía?
“We are a part of a gigantic georgeous mobile run by physics” (Björk)

¿Dónde la puedo utilizar?
En iPad y iPhone.

¿De 0 a 10?
7. Se le ven grandes posibilidades como herramienta para explicar el movimiento de los planetas a niños. Pero como instrumento musical, es tremendamente complicado de entender. Yo sigo peleándome con él.

Web de Björk /La app en iTunes

24 de diciembre de 2012

Datos sobre el consumo de música en Spotify durante 2012



Con 20 millones de cuentas activas y presencia en 17 países, se puede decir que la actividad de los usuarios de Spotify es una pieza importante para saber qué música se consume en el mundo. Un puzle que deberíamos completar con los datos de otras plataformas, las ventas de los moribundos formatos físicos, las radios y cifras que es muy poco probable que lleguemos a conocer algún día, como las de los discos que se intercambian a través de BitTorrent, por ejemplo. También habría que echar un vistazo a otros regiones a las que damos la espalda, América del Sur y África, que tienen sus propias fórmulas para compartir y acceder a la música.

Hasta el momento, el servicio sueco había presentado datos de los artistas más compartidos y los más populares durante el 2012. Pero acaban de ampliar esa perspectiva en un site que ofrece la lista de popularidad por países o información sobre el uso de aplicaciones. En la web podemos conseguir una playlist con las 100 canciones más reproducidas en 15 de los 17 estados en los que está funcionando: a Irlanda y Luxemburgo llegó en noviembre. La de España la tienes pinchando aquí, pero si te la quieres ahorrar, te adelanto que parece la parrilla de una radiofórmula.

También aparecen lo “blockbuster” mes a mes, lo más vendido en su servicio de venta de mp3. Y en lo referente a sus apps, es curioso que, en una lista dominada por los servicios de recomendación, la termine liderando TuneWiki, un rincón donde puedes monitorizar la letra de la canción que estás reproduciendo. ¿Se estarán centrando demasiado los desarrolladores en la recomendación y estarán olvidando otras funciones? Por último, también hay información sobre las radios: lo más consumido son las de pop, hip hop y dance. El año que viene más, si todo sigue igual. Porque como plasmaban en este artículo de He reunido a la Banda, a nivel económico, Spotify todavía lo tiene muy complicado.

20 de diciembre de 2012

Rework_ (Philip Glass Remixed), visuales y un secuenciador para meterse en la música



¿Qué es?
Unas visuales creadas para once canciones del álbum de remezclas de Philip Glass que ha comisariado Beck. Tiene además un secuenciador con sonidos y plantillas que parecen sacados de uno de sus trabajos más destacado, “Music In Twelve Parts”. Lo han bautizado como Glass Machine. Es diseño y una ventana para interactuar con las imágenes que ha realizado David Wicks. Cuenta en su blog que el trabajo empezó con la escucha del disco durante horas con una libreta y un lapiz. De esos bocetos salieron las animaciones.

¿Para qué sirve?
El minimalismo, la corriente de la que fue impulsor Glass con otros compositores, tiene un fuerte poder evocador. Aquí se potencia la imaginación del oyente. Pocas veces veremos una app que ofrezca una visión tan sugerente de un disco como ésta. Lo ideal hubiera sido que la música fuera directamente de Glass, sin pasar por la mano de otros artistas. Pero "Rework_(Philip Glass Remixed)" tiene también sus grandes momentos. Es una creación Snibbe Studio, que también han hecho Gossamer de Passion Pit o Biophilia de Björk.

¿Su filosofía?
"This is a way for people who don't have the experience of manipulating music material to see what it's like" (Philip Glass)


¿Dónde lo puedo utilizar?
En iPhone y iPad.

¿De 0 a 10?
Un 8, a pesar del precio: 8'99 (!!!).

19 de diciembre de 2012

Kuki Bastos: “Ahora se está pagando por el acceso a la música, no verlo es como taparse los ojos”

Nada espanta más que un medio generalista utilizando el adjetivo revolucionario. Con la aplicación que ha creado Jorge Drexler para teléfonos móviles y tabletas se ha repetido hasta la saciedad. Pero si has pasado por encima de ello, seguro que te has llevado una grata sorpresa. "N" da una vuelta de tuerca a la relación entre el artista y su público desde el corazón del negocio. Son tres canciones a las que das forma mediante un juego de combinatoria.
Drexler las grabó ex profeso, pensando que, en realidad, la última palabra la iba a tener el oyente. Para ello creó un montón de variantes en la que el equipo de desarrolló estuvo involucrado prácticamente como si fueran miembros de su banda. Un trabajo que también ha generado reacciones negativas. Hablamos con Kuki Bastos de Wake App, la empresa que ha llevado a cabo este proyecto, detrás del que están también marcas de tecnología y su discográfica, claro. Bastos cuenta el por qué de algunas decisiones, habla de referentes y opina sobre la industria musical.


WakeApp no tiene programadores en nómina, ¿me puedes explicar exactamente a qué se dedica?
Wake App es una editorial de apps, volcada en la ideación y diseño de productos innovadores en todos los ámbitos. Funcionamos a partir de procesos de co-creación en los que nos asociamos con el talento y la experiencia de otros, para incorporar toda la potencia de las nuevas tecnologías de la información en cualquier campo. De esta forma, hemos trabajado en los últimos dos años con profesionales reconocidos y relevantes en el campo de la música, la poesía o la medicina.

Si no me equivoco, “N” es lo primero que hacéis para el mundo de la música. ¿Cómo surgió este trabajo?
Bueno, todo surge de una fiesta en casa de uno de los socios de Wake App, Jacobo Bergareche, a la que va Jorge (Drexler). A raíz de ahí llega la oportunidad de comentarle que tiene que apostar por formatos nuevos, que el mundo de la música está agonizando y que hay una oportunidad de hacer algo distinto. Es el primer paso a una serie de reuniones con él en las que hablamos y vemos todo tipo de apps. El proceso ha durado un año y medio en el que ha pasado de todo, el proyecto se ha caído varias veces, ha remontado varias veces, nos hemos peleado, nos hemos reconciliado... De todo.

¿Qué particularidades tiene que el cliente sea un artista y una compañía discográfica?
Realmente no son nuestros clientes, son nuestros partners y eso cambia bastante todo el proceso, tanto a la hora de trabajar como a la hora de tomar decisiones. Ha sido un trabajo duro y muy exigente, sobre todo a nivel creativo. Jorge no iba a sacar una app de la que no estuviera 100% seguro, tanto a nivel musical, como de experiencia de usuario o de diseño.

¿Cómo explicarías la app a alguien que no ha tocado nunca un teléfono inteligente?
Bueno, la mejor manera de explicarlo es que la experimente, aunque no haya tocado un teléfono en su vida. Hemos tenido muchas reuniones para plantear si hacíamos un tutorial, para explicar cómo funciona. Al final, no deja de ser algo que tienes que descubrir, y una vez que lo descubres disfrutas el doble.

¿Tomasteis como modelo alguna otra aplicación? ¿Y algo del mundo analógico?
En año y medio hemos visto cientos de apps. La referencia más clara y más cercana era Biophilia de Bjork, pero desde el principio vimos que Biophilia no iba ese paso más allá con la idea de entender la canción como software. Al fin y al cabo, Biophilia no deja de ser una canción cerrada con una interacción superpuesta. Y eso no es lo que queríamos. Respecto a las referencias del mundo analógico, hemos visto multitud de cosas, desde Escher hasta la máquina de pensar de Raimundo Llull que ha sido la referencia visual más clara para “N”. Pero hemos querido huir de cosas muy evidentes y trabajar la app de manera más conceptual, tratando de alejarla de la artificiosidad y del efectismo. Creemos que en el entorno de las apps esto no se ha hecho nunca. Y como tal lo entendemos como un experimento de poesía y música a la que se le añade la tecnología para facilitar la experiencia del oyente que, a partir de la interacción, se convierte en usuario.

Imagino que seguisteis muy de cerca la composición de las tres canciones que la forman, ¿es así? No solo lo seguimos de cerca, sino que la composición y la letra se ha modificado en función de la interacción, es la primera vez que me pasa en 20 años que llevo trabajando en el mundo digital. Cuando ya teníamos un prototipo de “N” funcionando nos dimos cuenta que quedaban “huecos” sin rellenar en los círculos y que hacía falta más frases, tanto cortas como largas. Eso es solo un ejemplo de lo que significa este proyecto. Son tres canciones que se han pensado y compuesto desde el principio específicamente para ser experimentadas en un dispositivo


¿Por qué es una app y no una web?
La naturaleza de “N” hace que el proyecto tenga sentido en formato app. Por distintas razones. Desde aprovechar todas las capacidades que estos dispositivos dan, como geoposición, pantalla táctil, hasta el modelo de negocio y las nuevas formas de consumir música. Y ya hay más tráfico desde dispositivos móviles que desde el ordenador.

Has dado charlas bajo el título de “la revolución de las aplicaciones”. ¿Qué tiene de rupturista este nuevo marco que han traído los teléfonos y las tabletas? Hace unos días leía un informe que afirmaba que el 50 % del dinero que se había generado en el mundo con la venta de apps, se lo repartían 25 empresas.
Es una realidad palpable que está siendo una revolución y lo más importante, a diferencia de la revolución de internet, por ejemplo, son las magnitudes. Es decir, es un producto de consumo masivo. Y cada vez más. Como en todas las industrias hay de todo, el mercado de las apps es gigante (más de 1.200.000 apps en las tiendas) y es difícil destacar en este entorno. Los más grandes siempre tienen más posibilidades de ser vistos y de generar más negocio. Como en todo.

Cierto sector de la música, se está rasgando las vestiduras ante la proliferación de apps de remézclas o juegos provenientes de grupos. Lo ven como una forma de desvirtuar las canciones. ¿Cómo rebatirías esa postura?
Me parece una posición inmovilista y poco innovadora. La industria de la música está en una crisis profunda, sobre todo estructural. No se venden discos, llegan otros players que se llevan el negocio (Spotify) y la gente está cambiando su manera de pagar por la música. Si antes se pagaba por un formato (cd, mp3, etc), ahora se está pagando por el acceso a la música, no por la música en si misma. No ver eso es como taparte los ojos.

¿Que cinco apps musicales no faltan en el teléfono de los socios de WakeApp? 
En mi caso concreto, no se nada absolutamente de composición ni de solfeo. Tengo bastantes apps para experimentar y para investigar la experiencia de usuario. Thumb Jam es un multiinstrumento que te permite grabar y con una interacción interesante. También uso Spotify o Air Drums, una batería que funciona con el acelerómetro del móvil. Y Garage Band, con la que he conseguido sentirme músico por primera vez, y Figure, una app muy interesante que estoy investigando ahora.

Web de Wake App / N en el iTunes Store 

18 de diciembre de 2012

Swarm.Fm, la mejor herramienta para descubrir música nueva en Spotify



¿Qué es?
Descubrir música en Spotify no es fácil. ¿Sigo la actividad de amigos? ¿Utilizo el buscador para ver qué es lo último que han sacado los grupos que me interesan? Ambas posibilidades están en Swarm.fm, un panel de control para encontrar música nueva que merece la pena si eres un usuario muy activo. 

¿Para qué sirve?
Para ver qué escuchan mis contactos de Facebook y tener en una lista lo último que han sacado los grupos a los que les he dado mis "me gusta" en la red social. Además integra la pantalla de novedades del inicio de Spotify y una ventana con tus escuchas recientes. Ah, y una navegación por toda esta información mediante etiquetas.

¿Su filosofía?
“Explore What's Happening In Your Music Universe”

¿Dónde lo puedo utilizar?
En Spotify.

¿De 0 a 10?
Un 8. Es tremendamente útil y te da una perspectiva muy chula de la actividad musical de tu círculo. Aunque durante un tiempo me dio problemas: se cerraba el programa muy a menudo.

17 de diciembre de 2012

Infinite Jukebox, reproductor para los que nos obsesionamos con una canción

“Para cuando tu canción favorita no es lo suficientemente larga”, así presenta Paul Lamere este reproductor que creó en el Music Hack Day de Boston. Su idea, si se puede explicar con una metáfora, es como convertir una canción en una pelota que lanzas dentro de un laberinto y que no para de botar. Infinite Jukebox te permite contemplar los miles de saltos que da y, en algún momento, darle un empujoncito para cambiar su trayectoria.


Lo que hace es analizar los beats de la composición y dividirla en partes según. Luego la representa como un círculo y utiliza el mismo color para los puntos que se parecen, uniéndolos además mediante líneas. En el momento que lo pones en marcha relaciona todas esas partes de forma que la estructura de la canción cambia y se reproduce eternamente, se supone.

Puedes subir tus propios mp3, aunque hay una lista extensa y variada de canciones para probarlo. De lo que he reproducido creo que funciona muy bien el hip hop. Escuchas “Sabotage” de los Beastie Boys y parece una inspirada improvisación en directo o una meditada remezcla de un productor. También es alucinante el resultado con el clásico ambient “Little Fluffy Clouds” de The Orb. Como muchas de las aplicaciones web, lo ideal es que utilices como navegador Google Chrome.


Lo puedes ver como un juguete o también como una chuleta para acercarte a tus canciones favoritas de un modo matemático. Recuerdo cuando hace más de diez años un amigo intentaba enseñarme a pinchar con vinilos y no entendía nada. Si hubiera tenido una pantalla con Infinitive Jukebox al lado, todo hubiera sido más fácil, seguro.

Visto en Evolver.fm

14 de diciembre de 2012

Soundcloud y Bandcamp se transforman

Son dos plataformas musicales que no se pliegan a los dictados de las compañías que dominan la industria discográfica, como hace Spotify. Seducen sobre todo a profesionales de la música. Y su filosofía se basa en conectar al artista con sus seguidores. Pero detrás hay un negocio, claro. Para potenciar sus beneficiosos realizan cambios en su imagen, en sus funciones y en sus servicios. Cambios que no agradan a todo el mundo.


Soundcloud se convirtió el 4 de diciembre en lo que nos habían enseñado en Soundcloud Next, disponible hasta entonces solo en modo beta y bajo invitación. Según la empresa, se trata de una “reimaginación” del servicio. El objetivo es conseguir “más caminos para conectar a los creadores con los fans”. Ha cambiado la navegación, el reproductor es distinto, hay una nueva sincronización inteligente con Facebook y nuevas funcionalidades a la hora de hacer playlists, entre otras cosas.

Dice Eric Wahlforss, uno de sus directivos, que asumen que puede resultar incómodo al principio. Pero ya ha habido quejas muy contundentes, como un usuario Premium que en su podcast los acusa de dejar de oír a los usuarios. También se ha lamentado el veterano productor y pinchadiscos Neville Watson. “No estoy seguro de que la gente continúe pagando por un servicio con un interface chapucero y funcionalidades que se han reducido. Luego oiremos la inevitable historia de que a la gente no le gustan los cambios”, comentó. Disc_topia (Tower Of Meaning, Dj Psychocandy) es más diplomático: “Para mí el problema principal es que es caótico”.


Por su parte, Bandcamp ha puesto en marcha perfiles de usuarios. Si alguna vez has comprado algo en esta web, te habrá llegado una invitación para acceder a ellos. Por ahora está en modo beta. Es el desembarco de las funciones sociales en este servicio que hace unas semanas daba las primeras cifras de recaudación de dinero. Llamativo en una empresa que nunca ha enviado notas de prensa. Ahora puedes seguir a artistas, tener un panel con toda la música que has comprado y relacionarte con otros usuarios. Hasta hace nada, la actividad del grupo en redes sociales y su vínculo con los fans era fundamental para que subir música a Bandcamp no fuera lanzar una botella al mar.

Desde el punto de vista del usuario lo más positivo son las alertas, recalcaba Commons Baby hablando sobre las novedades. Está claro que todo esto da mucho más poder al usuario. Pero también cree que hay algo no tan positivo: “Tengo la sensación de que intentan forzar a las bandas para que pongan precios a su música. Porque de momento solo aparecen destacados los fans que compraron, no todos los que lo siguen”. Veremos cómo termina siendo Bandcamp cuando todo ello sea público.

11 de diciembre de 2012

N de Jorge Drexler: las canciones, cuando se publican, son del oyente



¿Qué es?
Un formato para empaquetar un EP que conlleva una forma diferente de componer canciones. Para el que está al otro lado se convierte en un juego de combinatoria y en una aplicación móvil.

¿Para qué sirve?
Sus creadores lo comparan con una portada o un videoclip y hablan de complemento para la canción. En realidad, me parece que es una herramienta para hacer que el oyente tenga un papel activo en la música. Una reivindicación, desde el corazón del negocio, de otra forma de relacionarse entre artista y público. Son tres canciones que se están publicando a lo largo de estas semanas, donde escoges las estrofas mediante una ruleta.

¿Su filosofía?
“Los nuevos dispositivos aportan posibilidades de ampliar los círculos metafóricos de una canción”

¿Dónde lo puedo utilizar?
En iOs y en Android. 

¿De 0 a 10?
Un 9. Es bonita, tiene valor por sí misma y es importante que alguien se replantee cómo hacer que el público conecte con una canción, ahora que la música nos tiene invadidos. 

7 de diciembre de 2012

Beatport Mixes, nueva vía para hacer sesiones "legales" en Internet



Los DJs no necesitan estar registrados en la SGAE para ejercer su actividad en clubes. Pero si quieren colgar sus sesiones en alguna de las plataformas creadas para ello en Internet, se dan de bruces con las restricciones del copyright, aunque cuenten con la autorización del autor para ello. Son los efectos colaterales de un marco legal monolítico, en el que solo pueden coger el camino de las licencias abiertas para realizar esa parte de su trabajo con un amparo legal.

Beatport, una de las tiendas de música de baile en MP3 más importantes, acaba de abrir una nueva vía para que los pinchadiscos difundan sus sesiones: Beatport Mixes. En realidad esta sección de la empresa estadounidense lleva desde julio funcionando con celebridades como Paul Van Dyk o Diplo. Pero esta semana se ha abierto a cualquiera que esté registrado en su web. Si utilizas como combustible producciones propias o material que les has comprado, autorizado por sus autores para este uso, puedes subir tu sesión y venderla, abriendo una nueva fuente de ingresos. Ellos se encargan de repartir dividendos entre todos: creadores, sellos y demás.

Por ahora está en modo beta y parece que la música que está disponible es limitada. En la nota de prensa dicen que tienen un acuerdo con miles de sellos independientes y están negociando con algunas compañías multinacionales. Seguro que el dinero que se genera es una nimiedad. Ya se sabe el debate que hay abierto por la rentabildiad de Spotify y muchas radios en Internet. Pero si sirve de promoción y abre un diálogo paralelo sobre cómo deben ajustarse los derechos de autor al papel del DJ, bienvenido sea.

4 de diciembre de 2012

MondoSonoro: “La forma de rentabilizar económicamente una app en Spotify es traer tráfico a la web”

La revista MondoSonoro ha sido la primera empresa española en descorchar el mundo de las aplicaciones para Spotify. Lo ha hecho en un momento de incertidumbre para el periodismo en general y en especial para el musical. ¿Huida hacia delante o confianza en el futuro? Cualquier nuevo proyecto, opino, conlleva creer en el futuro. Y ellos lo hacen presentando un rincón dentro de la plataforma de música en streaming donde se pueden leer unas 5000 críticas al mismo tiempo que escuchas el disco. Es sencilla en su concepto pero algo complicada de exprimir. Vía Twitter, alguna gente lamentaba su grado bajo de recomendación: no han traído las puntuaciones y no se relacionan los contenidos. Pero en general se celebraba su llegada. Es el primer espacio temático donde se destaca diariamente música española en Spotify. Hablamos con el responsable de la revista en Madrid, Luis J. Menéndez, sobre qué busca un medio de comunicación en este nuevo campo de acción y algo sobre el futuro del periodismo musical.  Él fue la voz de redacción durante la gestación de la app.

¿De dónde salió la idea?
Spotify estaba buscando referentes en el sector editorial musical en los países donde operan y contactaron con nosotros.

¿Tomasteis como modelo alguna existente?
No, nos explicaron en qué consistía esta nueva funcionalidad y nos propusieron ofrecer el contenido que mejor encaja con el suyo, es decir, las reseñas de discos. Un contenido vertical, muy útil para descubrir nuevos artistas a los miles de usuarios de Spotify.

¿Qué criterio habéis seguido para escoger las 5000 críticas que se han subido? 
Es el resultado del trabajo mes a mes de la revista, prácticamente todos los lanzamientos destacados de los últimos 10 años están presentes en la web y por tanto en la app de Spotify. Porque en realidad la app no es más que un “espejo” que toma el contenido de la propia base de datos de mondosonoro.com.

No os habéis caracterizado por ser un medio que haya apostado por Internet. Vuestra web, quitando los foros, los blogs y el canal de videos, no tiene mucho contenido creado específicamente para ella. Ahora que ya estáis, ¿toca moverse rápido?
Bueno, no estoy de acuerdo en eso: hemos sido uno de los primeros sino el primer medio de papel que ha contado con página web y ha apostado por dotarla de contenido, hace ya casi 15 años. También apostamos desde el primer momento por Facebook y en general las redes sociales. Lo que pasa es que un medio independiente como el nuestro, que no está respaldado por ningún gran grupo editorial, tiene que medir todos sus pasos a la hora de invertir. Y en ese sentido estamos muy condicionados por la financiación publicitaria, que por desgracia a día de hoy y para medios especializados como el nuestro con un potencial de seguidores limitado, aún no es todo lo rentable que podría ser. Hubo un momento en que parecía que Internet se comía el mundo publicitario con el auge de las punto com, pero todos sabemos cómo acabó aquello…

¿Por qué os habéis limitado a recomendar y reseñar discos cuando Spotify ofrece otras posibilidades? Me refiero a apps como la de Warner, la de Tiësto o el sello Legacy, donde hay gráficos, textos dedicados a un tema (festivales, un grupo histórico, etc) acompañando a listas de reproducción. 
Por una cuestión de limitaciones humanas y técnicas. O lo que es lo mismo: de presupuesto. No le des más vueltas, si fuera por ideas…


¿La app es una cosa rígida o evolucionará en el futuro con más contenidos y secciones? 
La idea es que evolucione, pero también tenemos muchas otras ideas de crecimiento y desarrollo de la web que están a la espera de encontrar el momento propicio para poder invertir en ellas. Por desgracia hay que medir más de lo que nos gustaría cada paso.

¿Cómo se rentabiliza un proyecto de este tipo? 
A nivel de imagen y comunicación se puede decir que ya está rentabilizado. A un nivel económico falta por ver cómo repercute en el tráfico de la web, porque a día de hoy esa es la única forma en que se puede rentabilizar económicamente la inversión.

Hay un sector del periodismo que clama por la pérdida de valor de su trabajo, ¿vincular tu contenido con un servicio que ofrece una barra libre de música, es frenar ese deterioro o asumir definitivamente su perdida de valor? 
Bueno, MondoSonoro es una revista gratuita y no por ello hemos considerado nunca que la información que ofrecemos tenga menos valor. En realidad la publicidad es un pilar básico no sólo de las revistas gratuitas, sino también de las de pago, y esa misma idea la puedes aplicar a otro tipo de proyectos como es el caso de Spotify. La idea es utilizar las herramientas tecnológicas a nuestro alcance para hacer funcionar la música o el periodismo musical en el contexto jurídico y social existente. Es cierto que no es sencillo, pero más por un contexto en que la economía en general se derrumba a marchas forzadas que por la problemática específica del sector musical.

¿Cómo ves el futuro de las revistas de música en España?
Si me hicieras esta pregunta hace 3 o 4 años, cuando no se habían empezado a notar los efectos de la crisis económica te diría que estupendamente: las marcas ajenas a la música se estaban convenciendo de que ésta era el vehículo ideal para llegar a mucha gente, lo que nos permitía crecer y además hacerlo sin comprometer en modo alguno el contenido. ¿Que el periodismo musical debía “reinventarse” y plantear otro tipo de textos, presentar sus contenidos de nuevas formas más imaginativas? Perfecto, de hecho creo que se ha avanzado bastante en ese sentido y podemos hacerlo mucho más.
A día de hoy el futuro no parece tan prometedor pero simplemente porque hay una brutal contracción publicitaria. La música interesa en este país más que nunca y por tanto interesa leer y conseguir información sobre música, sea en papel, en web o en la pantalla de TV. El tema es si un país con cientos de miles de familias en la calle y endeudadas con el banco se puede permitir el lujo de consumir música, cultura en general. Puede que no, puede que tengamos bastante con llevarnos un plato de comida caliente a la boca y sobrevivir, pero eso es ajeno al tan sobado debate de si la prensa ha perdido su razón de ser en el mundo moderno.

Mondosonoro siempre se ha caracterizado por dar cabida a grupos maqueteros y autoeditados en sus páginas de papel. ¿Cómo mantenéis esa cuota en Internet? ¿Os planteáis hacer proyectos con sitios como SoundCloud o Bandcamp, que no se limitan a trabajar con la industria discográfica?
A día de hoy soundcloud, youtube o bandcamp están día sí y otro también integrados, embebidos, en la web, así que para nosotros son una herramienta de trabajo más como el disco de CD o el uso del teléfono. Fuera de eso, sí, lo cierto es que hay un par de proyectos muy interesantes que han empezado a andar, pero como son cuestiones que se manejan siempre con una discreción total y que además pueden torcerse en cualquier momento no te puedo avanzar nada más…

¿Qué opinas de la postura de los artistas que protestan de la poca rentabilidad que le ofrecen sitios tipo Spotify o las radios por Internet? 
Lo entiendo, es la ley de la oferta y la demanda. También a nosotros nos gustaría cobrar la publicidad 4 veces más cara, pero…

Web de Mondosonoro / Mondosonoro en Spotify

27 de noviembre de 2012

Kasabian Live! app, adelantan por primera vez a Primal Scream en algo


¿Qué es?
Kasabian, grupo seguidista donde los haya y cultivador de clichés rock, no se podía quedar atrás en el mundo de las aplicaciones móviles. Si los Rolling tienen su comunidad iPhone, ellos también. Es la primera vez que adelantan a Primal Scream en algo.

¿Para qué sirve?
Si eres fan, puedes tener en un solo espacio toda la actividad en redes sociales del grupo inglés. Con la opción de interactuar con ellos y otros seguidores. Fotos y videos de backstage, acceso a archivos de audio y noticias que puedes seguir en tiempo real. También puedes comprar entradas.

¿Su filosofía?
“The facility to interact with the band at live shows in real time”

¿Dónde lo puedo utilizar?
En iOs y Android. Ojo, está diseñada para iPhone.

¿De 0 a 10?
Un 6. Parece pensada como una herramienta social, no como una taquilla de entradas virtual. Solo por eso ya es más valiosa que la de muchos otros.

Web del grupo / La app en el iTunes Store y en Google Play.

26 de noviembre de 2012

¿Qué es el "audioscrobbling"?

Un concepto ideado por Richard Jones en el año 2002. Era la época de Soulseek y otros programas para compartir archivos con los que te podías bajar discografías completas en tan solo unas horas. Muchos de sus usuarios almacenaban días y días de música -más de la que podrían escuchar en lo que les quedaba de vida- sin separar el grano de la paja. Jones vio claro que era necesario crear un sistema preciso de recomendación. Un mecanismo que guiara a la gente. Su propuesta fue el scrobbling, sistema que terminó de desarrollar formando parte de Last.fm.


Se trata de un registro de tus escuchas en el ordenador o en tus dispositivos móviles que luego es transferido a un perfil personal. Esa información es utilizada para proponerte artistas similares que se ajustan a tus preferencias. Last.fm fue comprada en 2007 por CBS, pagó 280 millones de dólares. Con el paso de los años ha perdido relevancia en el mundo digital. Pero su sistema sigue estando ahí por la sincronización de Facebook y algunas plataformas de música en streaming, como Spotify, Soundcloud o Rdio.

Hoy hay una corriente de artistas que defiende que el valor de ofrecer tu música en esas plataformas son los datos de consumo. Nos lo recordó hace muy poco la artista Zoe Keating en una conferencia. Pero también hay usuarios que se resisten a ser considerados como conejillos de indias. Al respecto de esos debates, Jones se pronunciaba hace poco a favor de que los datos que se recopilan mediante sus sistema puedan ser abiertos y estén controlados. Habló de una fundación o una asociación sin ánimo de lucro.

21 de noviembre de 2012

Los Rolling Stones tienen una app oficial: objetivo vender


¿Qué es?
La primera aplicación oficial de los rolling para iPhone. El grupo habla de ella en este video, en el que dan la bienvenida a sus usuarios y ofrecen detalles sobre cómo se relacionan con los teléfonos de Apple y la tecnología. Alguno de sus componentes confiesa ser poseedor de uno y otros comentan que se llevan mal con el universo digital.

¿Para qué sirve?
Para estar más cerca de todo lo relacionado con su universo y vender música y entradas, por supuesto. Hay fotos, noticias, discografía y están los contenidos que tienen en su perfil de YouTube (documentales, videoclips y grabaciones en directo). Pero el gancho es un material exclusivo, también en video, por el que tienes que pagar (0,89) para acceder; la app es gratis. Puedes interactuar con otros fans si la sincronizas con Facebook o Twitter.

¿Su filosofía?
"Connect with Stones fans around the world, and much, much more..."

¿Dónde la puedo utilizar?
En dispositivos con iOS (iPhone y iPad).

¿De 0 a 10?
Un 5. Volcado de la información de su página web con un menú visual bonito pero que no justifica bajárte la app.

20 de noviembre de 2012

Bandcamp genera 1'7 millones de dólares en un mes

En un momento en el que la velocidad parece clave, Bandcamp da pasos lentos pero firmes. El servicio de música digital y venta de merchadising que prefieren los artistas que se autoeditan y los pequeños sellos, se caracteriza por dejar de lado el corporativismo. Desde su fundación, en 2008, no han enviado nunca una nota de prensa. Y en su blog se dirigen a sus usuarios sin hablar de negocio, rentabilidad o demás cosas que no faltan en otras empresas del mundo de la música digital. Pero la semana pasada, su creador, Ethan Diamond, reveló algunos datos interesantes en la conferencia que organiza cada año Billboard, FutureSound.


En una mesa sobre los servicios de streaming y su papel, donde también estaban la artista Zoe Keating, un representante de Rhapsody y alguien de la discográfica Warner, espetó que en el último mes Bandcamp ha repartido un 1'7 millones de dólares entre sus artistas. Una cifra importante, aunque como reflexionaba la web Hypebot, lo verdaderamente interesante es saber cuántos artistas venden más de 100 dólares en un mes. Con ese tipo de datos podríamos valorar si generan verdadera riqueza para los grupos que van a su aire o lo suyo es enriquecimiento a costa de las miserias de la edición de música en 2012. 

De lo que no hay duda es de que es una plataforma que destaca por su fiabilidad y transparencia. Sus porcentajes son mejores que los de otras tiendas de música en la web: se llevan un 15%, la mitad de lo que se quedan Amazon o iTunes. Y su potencial rentabilidad es mucho mayor que la de cualquier servicio de streaming tipo Spotify. Siempre que tengas una buena base de fans, claro.

Cobertura de FutureSounds en Billboard.biz

15 de noviembre de 2012

Couch Seats, videos de música en directo en la resaca de La Blogothèque

Después del éxito del formato del realizador francés Vincent Moon, surgieron cientos de plataformas dedicadas a grabar música en directo de forma “casual”. Prácticamente apareció una en cada ciudad. Y de la carencia de contenidos musicales en la televisión tradicional pasamos a la sobreoferta en Internet. Pero ha sido una especie de quimera, porque en realidad hasta ahora lo que hemos tenido estaba cortado por el mismo patrón: acústicos, grabaciones en espacios singulares pero sin chicha en lo musical y, en general, muy poca calidad técnica.


Pasado el boom de La Blogothèque y de otros proyectos cercanos, como las Black Cab Sessions, para sobrevivir al empacho es recomendable hacerse usuario de Couch Seats. Es una web que no crea contenido: todo lo que publica está sacado de YouTube. Se limita a filtrar y a presentarlo destacado. Encuentras material grabado para Televisión, conciertos que ha publicado el grupo y grabaciones de fans o de emisoras de radio. Lo profesional mezclado con el material realizado de modo espontáneo.

La actualizan a diario y tiene desde bandas jóvenes de indie rock a leyendas como Aretha Franklin, Neil Young o The Who. Dos mundos prácticamente imposible de encontrar en la prensa musical actual. No va a revolucionar nada pero oxigena. Una plataforma para reflexionar sobre lo que podemos hacer con una cámara y un grupo demostrando lo que vale sobre un escenario.

13 de noviembre de 2012

The XX Official App, pensada para los compradores de MP3



¿Qué es?
Una aplicación para seguir la actividad de The XX y disfrutar de un modo diferente su segundo disco, “Coexist”. Respeta la unidad del álbum y conecta con el cuidado trabajo visual que los caracteriza.

¿Para qué sirve?
Para leer las letras mientras escuchas el disco o contemplar unas visuales diseñadas específicamente para cada canción. También contiene una agenda de conciertos poco práctica pero bonita. Sobre un mapa del mundo aparecen marcados los lugares en los que se celebran. Para llegar a esos puntos buceas como cuando utilizas Google Maps. Mientras, vas conociendo las calles de Antwerp o la geografía de la zona de Alemania donde se encuentra Hamburgo, dos lugares donde actúan.

¿Su filosofía?
Recaudatoria.

¿Dónde lo puedo utilizar?
En iPad, iPhone y teléfonos y tabletas con Android. Es gratuita.

¿De 0 a 10?
Un 5. Solo pueden disfrutarla plenamente los compradores de su disco en MP3. Se olvidan de los fans que pagan sus entradas, compran Merchadishing o prefieren el vinilo o el cd pero también quieren estos extras digitales.

12 de noviembre de 2012

¿Qué es la “gamificación”?

Una tendencia del marketing que ha traído a las aplicaciones o a las redes sociales la mecánica de los juegos. Es una filosofía que desde el ámbito empresarial ha penetrado con fuerza en el mundo de la música digital. El fin es hacer la información más atractiva y sugerente a los usuarios para motivarlos y fidelizarlos.

Su huella se puede ver en las pantallas que funcionan como un rompecabezas en aplicaciones como Bamm.TV o Scape. Pero quizás el mejor ejemplo sea un servicio tipo Turntable.fm, con una fuerte expansión en Estados Unidos y que aquí conocemos, sobre todo, porque entre sus inversores están Kanye West y Lady Gaga. Sus iconos y las puntuaciones que recibes de otros usuarios entroncan de forma clara con el mundo de los videojuegos.

Un sector de la sociología, cuando llama la atención sobre la infantilización hacia la que conduce a los individuos Internet, suele remarcarlo como uno de los argumentos para defender esa visión. Ya no solo es la cantidad o la velocidad a la hora de consumir la información en la Red, también es la manera en la que lo hacemos.

5 de noviembre de 2012

18 Months, Calvin Harris te deja escuchar su disco solo si bailas


¿Qué es?
Aquí se esconde el nuevo disco del productor escocés. Para escucharlo tienes que hacer algún tipo de actividad física porque el acelerómetro de tu teléfono es la llave que te deja acceder a ello. Baila, salta o corre.

¿Para qué sirve?
Una forma de promocionar “18 months” ocurrente y con el sentido del humor que caracteriza a Calvin Harris. Al artista y a su compañía le preocupaba que los singles, en lugar de atraer hacia el álbum, desviaran la atención. Y a los desarrolladores se le ocurrió esta aplicación.

¿Su filosofía?
“The perfect partner for a run or gym session (or a personal rave!)

¿Dónde lo puedo utilizar?
En iPad, iPhone y teléfonos y tabletas con sistema operativo Android.

¿De 0 a 10?
Tienes el disco sin pagar nada a cambio y para llevar a cualquier parte. Además, si sacas una foto a la portada de la edición física puedes escuchar un remix exclusivo. Un 6'5.

2 de noviembre de 2012

NANANÁ, normalizar la música libre

Las licencias abiertas son una de las formas más sencillas y transparentes que tienen los artistas para promocionar sus grabaciones. Pero viven lastradas por el poco conocimiento que hay sobre ellas fuera de algunos círculos. Además, en muchas ocasiones terminan siendo una etiqueta en lugar de un mecanismo para potenciar la promoción del grupo que la utiliza.

A pesar de no haber hablado sobre ello cuando empezamos a turnarnos publicando canciones en Pisando Cables, Commons Baby y yo teníamos claro que sigue siendo una tarea pendiente conseguir que se normalice su uso.

Inconscientemente, hemos hecho de los NANANÁs semanales un espacio donde conviven con música copyright. Él publicando sobre todo canciones de artistas que ha descubierto en los cinco años que lleva haciendo su podcast, aunque no solo, y yo poniendo lo que me voy tropezando por ahí. 

Para mi sorpresa, el porcentaje de música libre que he subido es mucho mayor del que creía: un 40 %. ¿Un síntoma de que algo está cambiando? Ojalá. Aquí van todas las canciones que hemos subido desde que empezamos:

Lord Huron "Into The Sun"


Sam Lee "On Yonder Hill"


Buzzam, de la radio a la carta a la radio a medida

La radio siempre ha parecido estar en el punto de mira. Con la aparición de la televisión y la llegada de Internet, muchas voces hablaban de un medio de comunicación sin futuro. Pero no hace falta manejar datos de audiencia para saber que, en realidad, hoy en día goza de muy buena salud. Gracias a los avances tecnológicos existe una radio a medida para cada persona. Las formas tradicionales de locutores y escaletas se mezclan con los algoritmos de servicios de música como Pandora o Spotify. Y eso, sumado a que la puedes llevar donde quieras y escucharla cuando quieras, le asegura su supervivencia.


Es el futuro que dibuja Buzzam, una aplicación para dispositivos con iOS. Con ella tus cuentas de redes sociales, los servicios de música a los que estás suscrito, los archivos de audio de tu dispositivo y los podcast que sigues en Internet se integran en un solo lugar. La argamasa es que todos esos elementos se combinan de forma aleatoria y que la app lee tu timeline de Twitter o Facebook. Ojo porque está diseñada pensando en oyentes que utilizan el inglés como su idioma principal, por lo que el locutor-robot se hace un cirio con el castellano.

Existían cosas similares antes, como The Social Radio, pero no tenían su fluidez, me comentaba Nacho Gallego, profesor de Periodismo y Comunicación audiovisual de la Universidad Carlos III y un devoto estudioso del mundo de la radio en España. La aplicación me ha dado algunos problemas al integrar Rdio: se cierra de forma repentina. Pero es de descarga obligada y merece la pena echarle un ojo. Tiene pinta de que su modelo se va a extender y terminaremos viéndolo en más sitios, incluso para escuchar música desde nuestro ordenador. Tiempo al tiempo.

30 de octubre de 2012

La MTV sí mató a la estrella de la radio

La MTV de 2012 no se parece en nada a la de los 80. De ser pioneros en apostar en exclusiva por los contenidos musicales a convertirse en una más de la televisiones cuyo eje de la parrilla son los realities. Una transformación dictada por los números y los cambios de hábitos, como a los que obligaron a someterse ellos a la industria discográfica cuando nacieron.

Antes de su irrupción, las discográficas consideraban los videoclips un mecanismo publicitario más. Una rutina como la de colocar una página de publicidad en las revistas de música. Cuando empezaron las rotaciones en el canal, las cifras de ventas de discos en Estados Unidos se dispararon. Sobre todo en zonas rurales alejadas de las grandes ciudades. A nadie parecía importarle que no se estuvieran cobrando royalties por esos videos.

Pero cuando el impacto de su desembarco en los hogares de Estados Unidos se suavizó, la industria quiso comerse un trozo más de pastel. Pulsos en los despachos y departamentos legales echando humo para que al final los royalties fueran otra fuente de ingresos, al menos para las grandes multinacionales. Me comentaba una vez una persona de Yahoo Música que esa experiencia explicaba el inmovilismo y la desconfianza de las grandes discográficas ante cualquier proyecto que viniera de Internet hasta hace unos años.

Lo curioso es que la televisión para público joven en 2010 y no la del 2000, cuando la MTV todavía tenía una programación musical, es la que sí ha “matado a la radio”, al menos en Estados Unidos. Atención a los datos que recoge esta infografía que repasa 30 años de historia del canal.
The history of MTV - How video killed the radio star

19 de octubre de 2012

Beatbang.be, 24 años de música electrónica representados como una galaxia

La Médiathèque de la Communite Française de Belgique es una organización sin ánimo de lucro que lleva 60 años poniendo a disposición de los belgas un generoso catálogo de material sonoro y audiovisual. Además de tener centros por todo el país, lleva a cabo proyectos en la web con afán didáctico y el objetivo de cuidar el patrimonio cultural. Y no solo el belga. El más reciente es un mapa de la música electrónica desde 1988 a 2012 a través de una selección de discos, presentado como un universo y siguiendo dos patrones: el año de publicación y sus bpms.


Beat Bang, así se llama, está compuesto por 500 álbumes con su biografía, el listado de títulos y la posibilidad de escuchar 30 segundos de cada corte. Están relacionados por sus similitudes estilísticas y otros vínculos, como su procedencia. Pero lo verdaderamente suculento es la forma de navegación, idéntica a la de Sonarflow, el reproductor que organiza tu biblioteca musical como una galaxia. Aunque el proyecto tiene un error de bulto: ignoran los maxis cuando ha sido la unidad fundamental en la electrónica de las últimas décadas.


La aplicación está en francés y en inglés. La puedes utilizar en la web o en dispositivos móviles que funcionen con Android. Y la versión para iOs llegará en breve. Los discos escogidos son discutibles, sin duda, pero tiene un aire lúdico y nada soberbio que hace que pases de largo por los debates. Algunos tienen enlaces a Amazon Francia donde puedes comprarlos si quieres. Lo curioso es que a donde te llevan es a la edición física, no al mp3. Un detalle respetuoso. Muchos tuvieron un meditado envoltorio de plástico y cartón. 

18 de octubre de 2012

¿Qué es el streaming?

La distribución de contenidos multimedia vía streaming permite reproducirlos al mismo tiempo que se están descargando. Esta solución técnica, lanzada de forma global por la empresa Real Networks en 1997 con su reproductor Real Player, acabó transformando la forma de consumir música o video en Internet: ya no se compra un archivo, se paga por oírlo y visionarlo. Es la fórmula que utilizan Netflix, Filmin o Spotify.

En su desarrollo parece que tuvo un papel muy importante la industria del porno, que fue la primera en ver las ventajas de su utilización. También fue clave la llegada de conexiones a Internet con un mayor ancho de banda. Gracias al streaming los servicios son tal como los conocemos ahora: móviles y multicanal, pudiendo utilizar el móvil, el ordenador o la pantalla del televisor, por ejemplo, para acceder a ellos.

Sobre esta forma de consumir música sobrevuelan varias incógnitas y debates. Su viabilidad económica está en duda. Spotify, el servicio de referencia, todavía está en número rojos. Y los artistas se quejan de su poca rentabilidad, aunque hay acuerdo en que es una magnífica forma de promoción y de hacer que crezca su audiencia. Como telón de fondo están los costes de los derechos de la música, que según los que intentan hacer negocio con ellos son demasiado caros para el streaming.

17 de octubre de 2012

BAMM.tv, ver videos como si estuvieras con una aventura gráfica


¿Qué es?
BAMM.tv es una empresa radicada en San Francisco que produce videos para plataformas de tv y webs de todo el mundo. Tiene su propio canal pero hace negocio vendiendo los videos a otros servicios. Su aplicación para iPad tiene una pintoresca forma de navegación, como si se tratara de uno de aquellos videojuegos que hacían furor en los 90.

¿Para qué sirve?
Tiene más de 70 horas de material grabado con 175 artistas interpretando sus canciones en directo. Se distingue por su buena calidad: varias cámaras, un sonido por encima de la media... Pero el toque singular lo dan sus pantallas de menús, donde llegar al listado de artistas es un rompecabezas. Tiene también acceso al blog con información y los próximos conciertos del artista.

¿Su filosofía?
“Una nueva forma de crear y distribuir videos”

¿Dónde lo puedo utilizar?
En iOS y en su web, solo que aquí es algo más convencional, bien hecho pero convencional.

¿De 0 a 10?
Un 6, es una forma de presentarlo algo infantil pero los videos merecen la pena.

Getty Images y Soundcloud oxigenan el mundo editorial pero no tocan el reparto



Si eres un productor, músico o artista sonoro sin editorial pero no renuncias a percibir ingresos por tu música deberías echar un ojo a la alianza entre Soundcloud y Getty Images. Juntos han hecho que licenciar una canción sea algo tan sencillo como pulsar un botón. Cualquiera de los más de 20 millones de usuarios de la plataforma de música puede activar la opción en su perfil. Y algunos son seleccionados para formar parte del catálogo de Getty. Está pensado sobre todo para ofrecer música para lo que se conoce como sincros en terminología del sector: inserciones en  publicidad, cortinillas en televisión o como ambientación para promos.

Pero lo innovador se termina cuando hablamos del reparto de beneficios al creador. El margen que se queda es de un 35 %, una cifra que está dentro de la media de lo que se percibía en un contrato editorial tradicional. El máximo suele ser un 50 %. Aquí explican algo más a los artistas y contestan algunas dudas. Se trata de un proyecto similar al que llevaron a cabo Getty y Flickr hace unos años, aunque llevado al material sonoro. Una nueva posibilidad de negocio que reformula el mercado editorial pero que no cambia nada en el reparto.

Actualización: Viendo los comentarios en el blog de Soundcloud he caído en que además de no tener un gran trozo del pastel, no tienes ningún tipo de control sobre tus creaciones. Pueden venderla a cualquiera y para cualquier uso.

15 de octubre de 2012

H1tchr, consulta discogs sin salir de Spotify y relaciona canciones


¿Qué es?
Una aplicación que te da información sobre la música que estás escuchando y que, al mismo tiempo, quiere que relaciones, etiquetes y comentes canciones que se parecen a otras.

¿Para qué sirve?
Un complemento a TuneWiki o Complete Collection en Spotify, a donde trae información de la Wikipedia y Discogs sobre el artista que estás escuchando. Y si quieres llegar hasta su web, te invitan a hacer el ejercicio de analizar sus canciones y que las relaciones con las de otros grupos. Puede ser por la melodía, por un ritmo, por el uso de un sample o la letra. Esa información queda representada de un modo gráfico, al estilo Sonarflow.

¿Su filosofía?
“Make The Connection”

¿Dónde lo puedo utilizar?
En Spotify y en la web.

¿De 0 a 10?
Asumiendo que la wikipedia puede ser imprecisa y discogs tiene lagunas, un 7 en su versión para Spotify. ¡Al fin tenemos títulos de crédito en la plataforma de música! Y un 5 en su web porque se trata de un nicho y ya hay otros proyectos parecidos como Whosampled, aunque no presentan la información de un modo tan visual.

14 de octubre de 2012

¿Qué es el MP3?

Un formato de compresión de audio creado por Karlheinz Brandenburg en el Fraunhofer-Institut, sociedad promovida por el gobierno alemán que se financia con su trabajo para empresas del país. Su gestación duró casi una década pero se toma como fecha oficial de su creación el 14 de julio de 1995, día en el que se acuñó la terminación .mp3 para denominar a sus archivos.



Sus primeros modelos sonaban indiscutiblemente mal. A pesar de ello, fue limando la posición preponderante del CD hasta convertirse en el formato de referencia en el negocio de la música, al mismo tiempo que se fue mejorando su calidad. Sus características han sido la piedra de toque para grabaciones de muchos artistas y trajo un relevo en la unidad de medida: el álbum fue relegado por la canción.

La clave de su ascensión es que se trataba de algo más fácil de transportar y de compartir que un disco físico. Y se vio favorecido por la implantación de los teléfonos móviles y la informática en la sociedad. 

Hay un debate sobre su importancia e influencia. Solo hay que buscar información en Internet para encontrar opiniones contrapuestas. Por un lado, hay análisis donde prima la visión tecnológica que critican su pobre calidad de sonido: es un formato que en cualquier caso conlleva perdida con respecto a las calidades que se manejan en un estudio profesional. Por el otro, hay perspectivas que tienen más en cuenta lo social que alaban su papel democratizador posibilitando el acceso de la gente a la música. Hoy hay más conocimiento y la relación artista-oyente es distinta, en parte, gracias a él.

+ info:

MP3 en la Wikipedia / La historia del MP3 contada por sus creadores

11 de octubre de 2012

La web de My Morning Jacket en pequeño



¿Qué es?
La herramienta habitual para seguir en tu teléfono la actividad de un grupo a través de Internet. Se vuelca en sus conciertos y las acciones benéficas en las que participan sus componentes.

¿Para qué sirve?
Se diferencia en muy poco de lo que puedes hacer en la web de My Morning Jacket. Además de las noticias también tiene botones para acceder al foro o a los contenidos multimedia que están colgados en ella. Solo una cosa distinta, un pequeño juego. Se trata de una cámara con un filtro muy “american gothic” con la que puedes publicar fotos en Twitter.

¿Su filosofía?
“Te ayuda a estar al tanto de todo lo relacionado con el grupo”.

¿Dónde la puedo utilizar?
En iPhone y iPad, aunque no existe una versión específica para la tableta. Es gratuita.

¿De 0 a 10?
Un 4, ¿era necesaria? ¿Una cámara? ¿Y la música?

28 de septiembre de 2012

Los que lo saben todo sobre música en Internet tienen una lista de futuros "hits"


The Echo Nest es una empresa que conecta a desarrolladores de aplicaciones musicales y les ofrece datos para poder llevar a cabo sus creaciones. Su trabajo no es ofrecer información al público corriente, pero de vez en cuando extraen cosas curiosas, que pueden interesar también a alguien que solo busca música nueva. Esta semana han elaborado una lista de reproducción de Spotify con las cien canciones que todavía no son “hits” pero van camino de serlo -dicho de un modo directo e impreciso-, publicadas por artistas que todavía no están asentados en el mundo de la música.

Han salido de un rastreo por Internet utilizando un criterio que ellos llaman “discovery points”. No hay detalles sobre cómo funciona, solo una idea: mide la curiosidad de los amantes de la música de todo el mundo. Al ser canciones que podemos encontrar en Spotify se entiende que siguen algunos cánones del negocio discográfico. Como embobados espectadores de un truco de magia, cada lunes podemos ir a la lista y ver la actualización. Se recomienda tener un abanico de intereses musicales amplio o perderás mucho tiempo pasando de canción. Compruébalo tú mismo:

26 de septiembre de 2012

Un disco lanzado en Tumblr rescata la idea del álbum digital

Los miembros del dúo norteamericano MS MR son unos enamorados de Tumblr. Han contado a la revista Wired que antes de tener su EP preparado ya tenían claro que querían utilizar esta herramienta de blogs para difundirlo. No se trata solo de una estrategia para aprovechar sus más de 6 millones de usuarios, también es una forma de presentarlo como un proyecto con unidad, donde la música y la imagen tiene una relación más estrecha que la que pueda haber en una edición en iTunes, Spotify o Bandcamp.


Lo que han elaborado es un reproductor con múltiples caras, donde cada corte tiene una imagen y el paso de canción a canción es como moverse por una galería de fotos. Debajo están las remezclas, que se reproducen del mismo modo, el botón para compartirlo en redes sociales o el enlace para comprarlo. Un rompecabezas que no tiene mucha ciencia. En realidad están integrando SoundCloud y Vimeo con funciones comunes de Tumblr. La guinda es el botón para compartirlo en otro Tumblr. 

Pero este widget de sastrería ha conseguido rescatar una idea que Apple vendió en su día a bombo y platillo: el formato de álbum digital. Imagino que por el hecho de ser artesanal las posibilidades de integrar más aplicaciones son infinitas. ¿Por qué no añadir las letras mediante TuneWiki? La balanza puede inclinarse hacia el video, la fotografía o las canciones. A gusto del artista. La agilidad y la frescura de los pequeños es difícil en una gran corporación. MS MR dicen que han conseguido 9000 reblogs en una semana.

18 de septiembre de 2012

Hype Machine en Spotify, el último coletazo del fenómeno blog


¿Qué es?
Un rincón donde tantear qué recomiendan los blogueros musicales que han marcado el paso del indie en los últimos años. Es la versión para Spotify del agregador de blogs norteamericano del mismo nombre. Una huída hacia delante en un momento en el que algunas de las figuras de esa forma de periodismo musical afirman que se acerca su fin. Su verdugo son los usuarios anónimos que recomiendan a otros oyentes sus descubrimientos.

¿Para qué sirve?
Si te interesa sobre todo el indie aquí tienes infinidad de listas de reproducción. No busques música africana, estás avisado. Llegan desde diferentes rincones del mundo, las puedes buscar por géneros o yendo al blog que las ha creado. Hay tres que actualizan sus listas diariamente: Gorilla Vs. Bear, Fluxblog y Music For Robots.

¿Su filosofía?
"Todos los días, miles de personas escriben sobre la música que aman en el mundo"

¿Dónde lo puedo utilizar?
En Spotify.

¿De 0 a 10?
5. Aquí lo más valioso es que puedes catar más de los grupos navegando en Spotify.

13 de septiembre de 2012

StagePage, una app para guardar los recuerdos que te llevas de un concierto


¿Qué es?
No voy a ser yo el que defienda este tipo de apps, aunque sí creo que hay que dejar constancia de su existencia. Se trata de un diario multimedia de los conciertos a los que asistes, en el que parece que el ceremonial o el ambiente es más importante que la música en sí. Al menos, viendo el enfoque que le dan sus desarrolladores, parece ir por ahí.

¿Para qué sirve?
Documenta todo lo que sucede en un concierto al que asistes subiendo videos, fotos, la entrada o el setlist y compártelo con otros usuarios. Por muy poca memoria que tengas, no veo a nadie en un directo de Sunn0))) jugando con el móvil mientras las vibraciones chocan contra su cuerpo. Donde esté una pelea por un trozo de camiseta de Morrissey, que se quite una ficha de StagePage.

¿Su filosofía?
“Mantén viva la música en directo usando StagePage”

¿Dónde lo puedo utilizar?
En iPhone y iPad.

¿De 0 a 10?
5, no por el funcionamiento, sino porque no termino de entender su utilidad. Creo que soy un poco carca...

StagePage en iTunes.

12 de septiembre de 2012

The XX, el marketing es la historia en “Coexist”


A estas alturas, teniendo en cuenta el seguidismo y la homogeneidad de criterios de la prensa musical española, sabrás que The XX han publicado ya su segundo disco. Dejando a un lado sus méritos artísticos, que los tiene, una de las cosas más interesantes de este lanzamiento ha sido el singular modo de ofrecer su preescucha: una invitación a un fan del sur de Inglaterra para que acudiera a un rincón de su web donde podía catarlo y luego compartirlo con sus contactos. El reproductor detecta tu posición geográfica y ha ido dibujando un mapa con el recorrido que han hecho por el mundo esas invitaciones. Una monotorización del ansia por descubrir un disco.


Su discográfica lo ha llamado “mapping viral marketing” y le ha valido para sustituir a las típicas historias sobre la gestación de un álbum crucial, con el que discernir si la inspiración del trío era flor de un día o si de verdad tienen capacidad para desarrollar una carrera. Nada de crisis creativas o de discursos sobre la mala digestión que provoca la fama repentina. El runrún de “Coexist” ha sido su campaña de promoción. The XX se escapan de las rutinas del negocio con su sonido ingrávido y nocturno pero también con su forma de presentar su música al mundo.

AudioViz, el reproductor para los que han crecido con la MTV

¿Qué es? 
Tal vez haya público al que solo le interesen los videos musicales cuando tienen chispa, como los de Ok Go. Pero hay una generación que crecimos con la MTV y, tal vez de un modo inconsciente, demandamos un video representativo para ciertas canciones, como también lo es una portada bonita o un retrato promocional. Para nosotros, este reproductor de mp3 es una herramienta muy útil.

¿Para qué sirve? 
Para escuchar música y ver el video más representativo relacionado con esa canción que hay en YouTube. Puede ser una actuación en la tele, una grabación en directo, un videoclip o un trabajo hecho por un fan. También puede funcionar como un reproductor tradicional si desactivas la opción de ver videos.

¿Su filosofía? 
“Disfruta las sensaciones que producía la vieja televisión musical”

¿Dónde lo puedo utilizar? 
En iPhone y iPad, para el que tiene una versión específica.

¿De 0 a 10? 
7'5. Un consejo, úsalo con artistas populares y que hayan tenido una larga producción de videoclips.

Web del desarrollador / AudioViz en iTunes