9 de junio de 2015

Apple Music: cinco preguntas esperando respuesta

Puede que no sea la mejor forma de analizar la presentación de ayer: el esperado y cacareado lanzamiento de la plataforma de streaming de música de Apple dentro del World Developers Conference 2015. Pero en mi caso lo que sabemos por ahora de Apple Music no me inspira tantas alabanzas como preguntas. Bastantes preguntas. Será espíritu periodístico o consecuencia de lo ambicioso que parece el nuevo servicio de la empresa de Cupertino a primera vista. Al fin y al cabo están intentando aglutinar diferentes funciones en una ventana: música a la carta, una red social, una plataforma de video y una radio con cosas propias del mundo digital y el toque humano del editor de las emisoras de siempre. Aquí van algunas a vuelo pluma acompañadas de algunas de las afirmaciones que se hicieron en el evento:

“Todas las formas que la gente tiene de disfrutar la música juntas en una app”

-Apple Music vende un todo en uno. Pero hay cabos que ha dejado sin atar, como el de la música en directo. ¿Por qué no ofrece la venta de entradas para conciertos desde su servicio?

18 de febrero de 2015

Descubrir y escuchar canciones relacionadas con lugares en un mapa interactivo

Lo que han mejorado las herramientas de recomendación de música que relacionan el contenido de las canciones con asuntos que van más allá de la intensidad de su sonido o el género. Recuerdo cosas como Geotunes, una aplicación dentro de la versión de escritorio de Spotify que permite hacer búsquedas de música según el tema que tratan en la letra. Sobre el papel se trata de algo atractivo, pero es que su análisis no va más allá de algo tan evidente como el título de la canción. Por suerte, las cosas ya han cambiado y encontramos proyectos bastante más interesantes como Spotimap, una aplicación web creada por el desarrollador madrileño Javier Arce que permite descubrir y escuchar canciones sobre lugares manipulando un mapa interactivo.


13 de febrero de 2015

El nuevo Beats, como parte de Apple, más cerca

Durante las últimas dos semanas no han dejado de aparecer rumores sobre el lanzamiento de Beats, ahora integrado en los dispositivos de Apple, empresa que hace unos meses se hizo con la compañía que está detrás de la plataforma de streaming y otros negocios, como su marca de auriculares. Como suele pasar con todo lo relacionado con la empresa de la manzana, cuando se escucha ruido en los medios y se habla de filtraciones siempre hay algo de verdad. Así que la mejor forma de ponerse al día e intentar saber algo sobre cómo será iBeats -así lo han bautizado algunas publicaciones-, lo mejor es recopilar un puñado de artículos y noticias. Aquí va.




Mantendrá muchas cosas del servicio original, pero parece que el peso del rediseño recae sobre un equipo de Apple. Va a suponer, por ejemplo, que la imagen en negro y rojo que ha tenido hasta ahora desaparezca.


Entre las cosas que se quedan, se apunta a que seguirán ahí las cuidadas listas de reproducción elaboradas por especialistas. Por otro lado parece que también tendrá funciones sociales, permitiendo a los usuarios seguir a otros usuarios.


11 de febrero de 2015

WiMP, el servicio de streaming de Jay-Z

Hoy en día los medios de música funden en sus contenidos noticias de corazón, textos que parecen sacados de las páginas salmón y el material que esperas de ellos: reseñas, entrevistas y actualidad. Un abanico de temas que tiene algo de oportunista pero también es necesario para entender y explicar a ciertos personajes. Me refiero a gente como Jay-Z, una figura cuya vida personal y empresarial eclipsa muchas veces su perfil artístico. Lo último del rey midas del hip hop ha sido pagar 50 millones de euros para hacerse con un paquete de acciones de Aspiro, la empresa propietaria del servicio de streaming WiMP, que en algunos países opera con el nombre de Tidal. Una inversión que sigue la estela de otra realizadas por estrellas de la música como Neil Young o Dr. Dre, que han visto como la tecnología le ha dado a sus finanzas el músculo que ya no pueden sacar de la música. ¿Pero qué hay detrás de esta plataforma con mucho eco mediático? ¿Por qué ha interesado al rapero? Aquí van tres puntos para encontrar respuestas. Han sido escritos con la desventaja de no poder probarla porque todavía no ha llegado a España.

TIDAL - High Fidelity Music Streaming from TIDAL on Vimeo.

3 de febrero de 2015

JitParade 2014: tercer asalto

Casi no salimos. Uno de nosotros ha tenido un mes de enero un poco complicado. Además la web ha dado más guerra de lo esperado y no encontrábamos algunos tornillos. Pero al final estamos aquí otra vez y hay tercer asalto en el combate entre la estadística contra el caprichoso ejercicio de hacer listas demúsica.

Si ya conoces nuestro trabajo poco hay que contar. Para los nuevos decir que aquí te puedes meter sencillamente buscando los 150 discos estatales (y los 50 internacionales) del 2014 que debes escuchar. Lo que publicamos es el resultado de contabilizar listas de un montón de medios y valorarlas según influencia o su audiencia, entre otros aspectos.


14 de enero de 2015

Playlist Miner: el hiperbuscador de listas de reproducción en Spotify

Si algo es objeto de crítica por parte de los usuarios de Spotify son las herramientas de recomendación de música. Cosas como la pestaña "Descubrir", que vincula artistas y mete de vez en cuando de forma encubierta publicidad, todo hay que decirlo. Entre las quejas más repetidas, que hace relaciones de discos sin sentido o que confunde nombres de grupos. En realidad es un mecanismo que funciona mejor cuanto más usas el servicio. De modo que muchas veces el problema es que eres un tipo de usuario ocasional al que quizás le convenga más recurrir a las apps, por ejemplo. Pero detrás de estos follones siempre subyace el debate sobre si la recomendación debe realizarse con algoritmos o mediante un grupo de editores -como hace Beats-, dando rienda suelta a conexiones e interpretaciones de la música que una máquina difícilmente llevará a cabo.

12 de enero de 2015

Crowdfunding y música: alto nivel de éxito y techos difíciles de romper

Todavía no tengo claro si la financiación colectiva es un lavado de cara de la vieja costumbre de ofrecer un producto en preventa o un mecanismo que, en realidad, enmascara la falta de recursos de los artistas y el problema de que el público dispuesto a pagar por su trabajo es cada vez menor. Pero de lo que no hay duda es de que es una fórmula con una aceptación elevada en el mundo de la música. Algo que es evidente teniendo en cuenta la importante cantidad de proyectos que recurren a ella y su alto índice de éxito.

En un informe en el que resumen su actividad durante 2014, Kickstarter -plataforma pionera y de referencia en los servicios de crowdfunding- ha revelado que 22252 campañas alcanzaron su objetivo durante el pasado curso. De ellas 4009 fueron musicales, una cifra que la coloca como la categoría con mayor índice de dianas seguida por el cine con 3846. Sin embargo, no es la que más dinero mueve, ya que por encima de sus 31.9 millones de dólares están los 125 de la tecnología, los 96,7 del diseño, los 89,1 de los videojuegos y los 66,4 del cine.